La versión renovada de aquel teléfono explosivo con tendencia a incendiarse volverá al mercado el viernes, con el nombre de Galaxy Note 7 Fan Edition, anunció el domingo Samsung. Los teléfonos utilizarán baterías diferentes a las que causaron los problemas del año pasado, aunque de momento sólo estarán disponibles en Corea del Sur.

El teléfono tendrá un precio de aproximadamente US$610. El año pasado Samsung recogió al menos 3 millones de teléfonos Note 7 después de que numerosas unidades se incendiaran, dejando a Samsung con el problema de qué hacer con los dispositivos que habían sido devueltos.

En un principio Samsung dijo que reciclaría los Note 7 devueltos de una manera "respetuosa con el ambiente" y mencionó la posibilidad de convertir los equipos en "teléfonos reacondicionados o teléfonos de alquiler".

Esta nueva venta de teléfono reacondicionados es una de las formas en las que Samsung podría recuperarse de sus pérdidas financieras ocasionadas por el Note 7.

En marzo, Samsung dijo que la empresa estaba considerando vender los Galaxy Note 7 renovados en mercados selectos. Los nuevos teléfonos ahora tienen que pasar la prueba de ocho puntos de seguridad que la compañía dio a conocer después de los episodios explosivos.

El Note 7 Fan Edition llega al mercado cuando ya existen rumores del Note 8, que podría estar muy próximo a lanzarse.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.