Quién iba a decir que altavoces inteligentes como Amazon Echo y Google Home encontrarían un nicho de mercado suficientemente importante como para que Apple se lanzara a por él. Pero ha ocurrido. Siri ha salido del teléfono para convertirse en el asistente virtual de un altavoz de 350 dólares llamado Homepod.

¿Qué ofrece Apple a cambio de un producto más caro que esos otros? Bueno, el concepto es un poco distinto: el Homepod está enfocado a la música, como un Sonos Play, pero con un potente procesador Apple A8 (el mismo que tenía el iPhone 6) y la voz de Siri como motor de su inteligencia artificial. Todo esto enclaustrado en un diseño minimalista que parece inspirarse en el Mac Pro.

El altavoz consta de siete tweeters con control direccional y un woofer de 4 pulgadas, lo que promete agudos sin distorsión y graves potentes. En definitiva, un buen sistema de audio que Apple combina con lo que llama “conciencia espacial” (spatial awareness) para adaptar el sonido al tamaño y la forma de la habitación.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.