¿Usas Twitter? En ese caso, es medianamente probable que estos días te haya salido un aviso en la web o en la aplicación de tu móvil. En principio parece la típica ventana en la que puedes darle a 'Aceptar' sin pararte siquiera a mirar lo que pone (y efectivamente así es), pero la cosa va un pelín más allá.


En esta ventana, Twitter te avisa de que próximamente va a actualizar los términos de uso de su plataforma. Concretamente, el próximo 18 de junio. Ante estos cambios, la red social te recomienda que actualices tu configuración. Si no lo haces, 'no pasa nada': ella misma te aplicará los cambios de manera automática el 18 de junio.

Twitter sabrá lo que haces...
Pero, ¿qué es lo que va a cambiar en la nueva configuración? Una de las novedades es que Twitter se va a despedir del llamado Do Not Track, un protocolo medianamente aceptado por casi todas las webs y que les (auto)obliga a no recopilar ni compartir con nadie los datos que tú generes dentro de su propia plataforma.

Sin embargo, al despedirse de Do Not Track, Twitter lanza un aviso: a partir del próximo 18 de junio, la red social sabrá dónde has estado. ¿Cómo lo va a saber? Por ejemplo, si estás en una web de noticias, de esas que tienen el típico botón de 'Comparte esto en Twitter', la red social sabrá que has estado ahí durante un tiempo determinado.

… y lo venderá y guardará

Pero, ¿de qué narices le sirve a Twitter saber dónde has estado? Aquí se complica un poco más la cosa: sin Do Not Track, la red social va a poder vender esa información a terceros para que te salgan anuncios personalizados basados en el tipo de webs que Twitter sabe que has estado visitando. De este modo, la publicidad aspira a ser más efectiva.

Pero no acaba aquí la cosa. Además, Twitter podrá guardar y almacenar toda la información que recabe de ti fuera de su propia plataforma. Podrá hacerlo durante un plazo de 30 días.

¿Cómo evitarlo?

Si estos nuevos términos de uso te dan un poco igual, no tienes por qué hacer nada, se te actualizarán solos. Ahora bien, si las nuevas prácticas de Twitter no te entusiasman en absoluto, la buena noticia es que tú mismo puedes configurarlas y cambiarlas para evitar que la red social haga según qué cosas con tus datos.

Basta con que vayas 'Configuración y privacidad' y ahí pinches en 'Personalización y datos'. 

En ese momento verás las opciones que Twitter tiene habilitadas o piensa habilitar en su momento. Entre ellas, la recopilación de datos de navegación, la ubicación o la compartición de dichos datos con terceras personas (o terceras empresas, más bien). 

Una vez ahí, podrás marcar y desmarcar las opciones que veas necesarias. Todo sea por tu privacidad.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.