Los coches voladores han sido cosa de la ciencia ficción. Pero muchas empresas del sector de la tecnología intentan hacer realidad este sueño. Uno de los que más esfuerzo ha puesto ha sido Uber Technologies, compañía de transportes, que ha prometido que su nuevo servicio de taxis voladores, Uber Elevate, arrancará en el año 2020.

La firma norteamericana, que este martes ha dado más detalles sobre sus planes de aeronaves eléctricas, espera desplegar su flota de vehículos aéreos en Dallas (Texas, EE.UU.) y Dubai en cuestión de tres años. Más que coches, los «taxis voladores» están más cerca de pequeños aviones impulsados por motores eléctricos (y emisiones cero contaminantes) que, como si se tratase de un helicóptero, despegarán y aterrizarán de manera vertical.

Se requerirá, por tanto, de puntos de recarga de baterías desplegados en diferentes zonas. Las plataformas de despegue y aterrizaje contarán con sus propios sistemas de recargas. La idea, además, es que sean muy silenciosos como para operar en las ciudades, según avanza Jeff Holden, responsable de producto de Uber Elevate, en su presentación en una conferencia en Dallas, quien aseguró que los taxis voladores podrán recorrer la distancia de Marina en San Francisco a San José (casi cien kilómetros) en solo quince minutos en comparación con las casi dos horas que se requiere en transporte terrestre.

Hasta la fecha, la compañía ya ha probado el servicio de vehículos compartidos (UberPool) y experimenta con la conducción autónoma al igual que otros gigantes tecnológicos y empresas del sector de la automoción, que consideran que reducirá exponencialmente el tráfico de las ciudades. Pero, a más largo plazo, Uber espera que el precio de acceder a vehículos aéreos reduzca incluso el número de coches en propiedad.

Para hacerlo posible, Uber, empresa valorada en 68.000 millones de dólares, se ha unido a varias firmas del sector com Bell Helicopter, Aurora, Pipistrel, Mooney y Embraer para la fabricación de estos vehículos áereos. La firma también se ha asociado con el fabricante estadounidense de estaciones de carga de vehículos eléctricos, ChargePoint. 


Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.