Samsung anunció el viernes que deshabilitará su teléfono inteligente Galaxy Note 7 para forzar que los usuarios dejen de utilizarlo y lograr sacarlo completamente del mercado estadounidense, tras los problemas de seguridad surgidos.

La compañía retiró cerca de 2.5 millones de Galaxy Note 7 de diez mercados cuando surgieron las quejas de que las baterías de litio explotaban durante la recarga. Lee Jin-man AP

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/tecnologia/article119974568.html#storylink=cpy
El gigante electrónico de Corea del Sur, el mayor vendedor de teléfonos inteligentes en el mundo, dijo que el 93% de los Galaxy Note 7 en Estados Unidos ha sido devuelto a la compañía, después de que la firma lo sacara de circulación a principios de este año por riesgo de explosión o incendio.

Pero para retirar los últimos celulares que quedan en uso, la compañía lanzará una actualización del sistema que impedirá recargarlos.

“Para incrementar la participación (en la recolección), se lanzará una actualización del software a partir del 19 de diciembre que impedirá recargar los Galaxy Note 7 de Estados Unidos y eliminará su capacidad para funcionar como dispositivo móbil”, dijo Samsung en un comunicado.

La compañía retiró cerca de 2.5 millones de Galaxy Note 7 de diez mercados cuando surgieron las quejas de que las baterías de litio explotaban durante la recarga. Luego tuvo que extender la medida cuando aparecieron nuevos reportes de que los teléfonos de reemplazo se incendiaban.

Al menos 1,9 millones de teléfonos fueron vendidos en Estados Unidos, donde las autoridades prohibieron el dispositivo en aviones e incluso en equipajes facturados.

Samsung señaló que la aplicación de su última decisión se hace “en cooperación con la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo y en colaboración con distribuidores y minoristas”.

“Como los dispositivos pueden sobrecalentarse y representan un riesgo para la seguridad, pedimos a los usuarios de los Galaxy Note 7 desconectarlos y contactar a distribuidores o minoristas a quienes compraron su dispositivo”, explicó la empresa.

Los usuarios pueden cambiar su celular por otro teléfono inteligente de Samsumg o ser reembolsados.

Pero la compañía estadounidense de telecomunicaciones Verizon anunció que no participará en la actualización para desactivar los teléfonos “ante los riesgos añadidos para los usuarios de Galaxy Note 7 que no tienen otro dispositivo al que conectarse”.

“No queremos contribuir a que sea imposible contactar a familiares, primeros auxilios o médicos en situaciones de emergencia”, señaló Verizon en una nota.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/tecnologia/article119974568.html#storylink=cpy

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.