Sorprende con el Mix, un teléfono sin apenas marco diseñado por Philippe Starck, y reta a Samsung con la pantalla curva del estilizado Mi Note 2


El fabricante chino de celulares Xiaomi presentó hoy un nuevo smartphone, el Mi Mix, que tiene varias características particulares: la más notoria es el uso de una pantalla de 6,4 pulgadas sin bisel y con esquinas redondeadas, usando probablemente un panel creado por Sharp. Esa compañía, hoy en manos de Foxconn, se especializa en ese tipo de pantallas, incluyendo un prototipo muy similar que mostró a principios de este mes. Esto le permite ofrecer una pantalla enorme en un equipo que tiene un tamaño similar a un smartphone con una pantalla de 5,5 a 6 pulgadas

La ausencia de marco le permite a Xiaomi ofrecer un teléfono en el que el 91,3% del frente es pantalla; la mayoría de sus competidores ronda el 70%, ya que deben dejar lugar para los botones de control en el frente o el lugar donde va la cámara frontal, el sensor de proximidad que apaga la pantalla cuando el usuario habla por teléfono (o lo tiene en el bolsillo) y el auricular.

Para maximizar el uso del espacio y poder llevar la pantalla hasta el borde superior del smartphone, la compañía ubicó la cámara frontal en la parte inferior del teléfono (como tenía el Nokia N9) y reemplazó el sensor de proximidad (uno de los clásicos circulitos que tiene cualquier teléfono en el borde superior de la pantalla) por uno de ultrasonido, que queda escondido detrás del panel; y una pieza de cerámica (piezoeléctrica) usa el borde metálico para generar sonido como alternativa al parlante frontal. 

La cerámica es un elemento clave en el teléfono: Xiaomi y OnePlus ya probaron con este material para hacer ediciones especiales de otros teléfonos (y Apple lo usa en un modelo de su reloj inteligente); aquí se trata de todo el cuerpo del teléfono (lo que queda de frente, el dorso, los laterales, los botones). ¿Por qué cerámica? Porque es muy resistente, muy maleable, es liviana, es transparente a las radiofrecuencias que deben sintonizar las antenas del teléfono y ayuda a disipar el calor interno del equipo. La compañía dice que usó un sistema de encastre similar al usado tradicionalmente en carpintería para evitar usar tornillos o pegamento para unir las partes de la carcasa.

El Xiaomi Mi Mix fue diseñado por Philippe Starck y el cuerpo está hecho de cerámica.

El diseño del equipo, según la compañía, fue resuelto con la colaboración del diseñador industrial Philippe Starck, que tiene una larga historia asociando su nombre a productos de tecnología (ratones para Microsoft, parlantes Parrot y más).

El Mi Mix usa un procesador Qualcomm Snapdragon 821, 6 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento interno (para el modelo de 590 dólares) y de 4 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno (510 dólares) y una batería de 4400 mAh.

La cámara principal es de 16 megapixeles (con foco por detección de fases -PDAF- y apertura f/2.0) y la frontal de 8 megapixeles. También sensor biométrico, 4G, GPS, Wi-Fi, Bluetooth, puerto infrarrojo y NFC. La pantalla tiene una resolución de 2040 x 1080 pixeles (para mostrar imágenes Full HD y dejar espacio para los botones de control en la parte inferior de la pantalla). Tiene 7,9 mm de grosor, 158,8 mm de altura y 81,9 mm de ancho (casi el mismo tamaño que un iPhone 7 Plus); pesa 209 gramos. La compañía lo pondrá en venta el mes próximo en China.



El anuncio fue hecho junto a la presentación del Xiaomi Mi Note 2, un smartphone de gran tamaño con pantalla de 5,7 pulgadas de bordes curvos, al estilo del Galaxy S7 Edge/Note 7 (y el BlackBerry Priv, y el rumoreado Huawei Mate 9 Pro), que completa con un procesador Snapdragon 821, 6 GB de RAM y y cámara de 22 megapixeles. También presentó Mi VR, sus anteojos de realidad virtual con sensores de movimiento incorporados para ayudar a detectar la posición de la cabeza del usuario; tendrán un precio de 25 euros.

Un Xiaomi Mi Note 2 con pantalla de bordes curvos


Un Xiaomi Mi Note 2 con pantalla de bordes curvos.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.