Microsoft acentúa su apuesta por la realidad virtual. Ya no queda limitada a Hololens, sino que se abre a acuerdos con terceros para nuevos cascos más económicos.


Durante su evento de Windows 10, Microsoft ha mostrado algunas nuevas capacidades de Hololens. Nada especialmente destacado, pero sí un punto que da una vuelta de tuerca a lo visto hasta ahora en la estrategia de la marca con la realidad virtual. Si hasta ahora era un terreno acotado a Hololens, su posible exceso de especificaciones como para llevarla a las masas, o al menos hasta un número considerable de compradores, ahora sale de ese cajón de arena. 

Microsoft ha anunciado acuerdos con Dell, Lenovo, Asus, Acer y HP para comenzar a fabricar cascos de realidad virtual en colaboración con ellos, orientados al uso con Windows 10. No se ha dicho nada más sobre ellos, como los requisitos mínimos del PC que los quiera utilizar. Llegarán a lo largo de 2017, se espera que más pronto que tarde, y su precio partirá de los 299 dólares.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.