Apple ha explotado contra Amazon. El gigante tecnológico ha acusado a Amazon de vender cargadores de iPhone falsos como verdaderos, por lo que ha denunciado a Mobile Star LLC, vendedor de Amazon. 


Duelo de titanes y en los tribunales, además. Apple, tras una investigación que ha durado nueve meses, ha denunciado a Mobile Star LLC, vendedor de Amazon, acusando a esta firma de vender cargadores y cables compatibles con sus productos como originales. La firma de Cupertino asegura que la empresa demandada vendía accesorios para iPhone y iPad que eran anunciados como “originales” y que carecían de “medidas de seguridad necesarias para proteger a los usuarios”, algo que Apple no ha dudado en calificar como “peligroso” en su demanda.



El gigante capitaneado por Tim Cook, en su búsqueda de empresas que utilizaran su marca, ha adquirido de Amazon un centenar de productos que luego habría analizado. Ahora que el mercado está sensibilizado por el samsunggate y el Note 7 que ha tenido que ser retirado definitivamente del mercado por el peligro que suponía para los clientes, la empresa californiana parece que no quiere correr riesgos que puedan afectar a su marca y de ahí que haya presentado una demanda millonaria contra este fabricante asiático de accesorios.

En la demanda, Apple exige a Mobile Star LLC, que controlaría el 90% de este mercado en Amazon, una indemnización de dos millones de dólares por hacer un uso indebido de su marca, pero esto, aun siendo cuantioso, no será lo que más perjudique a esta compañía francesa: la firma de Cupertino exige la paralización definitiva de la venta de accesorios para sus productos. Y el fabricante no sería el único perjudicado con la demanda, puesto que Amazon vería también manchada su reputación en el litigio.

Apple exige a Mobile Star LLC una indemnización de dos millones de dólares por hacer un uso indebido de su marca  

 
Si bien es cierto que el coloso de Jeff Bezos actúa en su tienda on-line como intermediario, en este caso en concreto los productos de la empresa demandada estarían homologados en el programa Fullfillment by Amazon (FBA). Mediante este programa, Amazon gestiona en sus centros de logística los productos del fabricante y se encarga también de todo el servicio posventa. De alguna manera, la tienda online comercializa en este programa los productos de terceros como suyos, y les permite estar en el programa Prime, mediante el cual los envíos son tratados con ciertos privilegios para el cliente. 

Amazon, por su parte, se ha apartado de la escena del crimen mostrando su plena colaboración con Apple e insistiendo que una de sus prioridades es erradicar los productos fraudulentos de su tienda. “Tenemos tolerancia cero con los productos fraudulentos y trabajamos muy de cerca con los fabricantes para perseguir estos productos de forma agresiva”, ha respondido en declaración oficial, la tienda on-line.
Fuente | El Pais

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.