Un reporte desde Corea asegura que Samsung desarrollará un único modelo para su próximo teléfono estrella, y que será con pantalla curva, como ya lo hizo con el Galaxy Note 7.

 
Samsung ya tiene entre manos el desarrollo de su próximo teléfono estrella, el Galaxy S8. Sin embargo para quienes esperan que sigan habiendo dos modelos, uno plano y uno con los lados ligeramente curvos, les tenemos una mala noticia.

Según el diario sudcoreano, The Korea Herald, que fue a su vez citado por varios sitios reconocidos como 9to5Google, Samsung está evaluando eliminar la versión de pantalla plana de su teléfono para la próxima generación, que previsiblemente se llamará Galaxy S8.

La fuente asegura que la decisión habría sido tomada porque el Galaxy S7 Edge habría superado en ventas a la versión plana. Este hecho se suma a que Samsung quiere promocionar los teléfonos con pantalla "edge" como los que pertenecen a su línea premium, haciendo de esto su seña de identidad, aunque abandonando al mismo tiempo ese apellido.

El reporte asegura además que Samsung ya habría comenzado a solicitar a su división Samsung Display paneles curvos en dos tamaños, 5.1 pulgadas y 5.5 pulgadas. Si tenemos en cuenta que el Galaxy Note 7 viene únicamente en una versión con la pantalla ligeramente curva, entonces podríamos entender que este detalle no es casualidad, sino que estaría a punto de convertirse en la seña de identidad de la gama alta de la empresa.

El primer teléfono que incluyó la pantalla curva fue el Galaxy S6 Edge, un dispositivo que entonces, según precisan las fuentes del reporte, fue un dolor de cabeza debido a la complejidad de reproducción y montaje del panel.

Algunos reportes aseguran que el Galaxy S8 tendrá una cámara dual como la del iPhone 7 Plus y una pantalla 4K, dos detalles con los que buscaría diferenciarse de tantos teléfonos gama alta con buenas prestaciones.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.