El Yoga Book es, además, un dispositivo extraordinariamente delgado. De hecho, el fabricante afirma que es el tablet dos en uno más fino del mundo.

 
Sobró agresividad en el discurso de Lenovo en la previa de IFA, la feria de tecnología que se celebra en Berlín. La empresa china líder en ordenadores desde que compró la división de PC de IBM con la gama ThinkPad como sello mundial, ha presentado un nuevo modelo que rompe con la rutina en tabletas. Lenovo mostró Yoga Book en una antigua fábrica remozada para la ocasión. The Station, a las afueras de Berlín, un espacio usado para eventos de moda sobre todo, fue el escenario para renovar su visión de la tecnología del futuro. 

Yoga Book es un ordenador y también una tableta, a la vez. Su sistema de bisagra central hace que parezca un libro, y funciona como tal, pero es mucho más. Si se coloca como un portátil, la pantalla inferior se convierte en teclado retroiluminado. Si se toma como si fuera un libro, ambas pantallas muestran contenido distinto para leer. Su software permite usarlo para dibujar gracias a un lápiz diseñado junto a Wacom, empresa especializada en ello, o para tomar notas a mano alzada como si fuera un cuaderno. 

Las pantallas presentan una superficie de 10,1 pulgadas, y se puede escoger sistema operativo. Costará 499 euros si se pide con Android o 599 si se prefiere Windows 10. 

Yoga Book representa un respiro en un sector en el que cada vez había más muestras de saturación y modelos repetitivos. La memoria será en ambos casos de 64 gigas, aunque se puede ampliar con tarjeta MIcro SD de hasta 128 gigas.
Dentro del capítulo de móviles, bajo Motorola, marca que compraron a Google, desvelaron un modelo nuevo, el Moto Z Play. Se trata de una versión muy similar al Z que se vio en su conferencia de San Francisco, pero con un precio más ajustado. Quieren llevar así su sistema de complementos por módulos, como si fueran piezas de Lego, al mundo móvil. Se puede, gracias a su base magnética, añadir altavoces de alta calidad JBL, una mejora batería, una cámara mejorada o incluso un proyector. La intención es que la cantidad de Moto Mods crezca a lo largo del año.

Moto Mod dedicado a la fotografía de Hasselblad para la plataforma Moto Z de Lenovo.
 
El Z Play destaca por su batería de 3.300 mAh, que según el fabricante tendrá autonomía de hasta 50 horas, un procesador Snapdragon 625, muy centrado en el segmento medio y lejos del 820 de su hermano mayor, con pantalla de 5,5 pulgadas, cámara de 16 megapíxeles y frontal, pensada para saciar la fiebre selfie, con 5 megapíxeles y gran angular. La memoria será de 32 gigas ampliables a través de la tarjeta externa y el precio estará en el rango de 400 euros. 

Agradaron tanto su sistema de carga rápida, que en 15 minutos permite nueve horas uso, como un nuevo módulo creado por Hasselblad, un nombre mítico en el mundo de la fotografía. True Zoom esconde un zoom de 10 aumentos, cámara de alta definición, y disparo en RAW, el equivalente al negativo del mundo analógico pero en digital. Su representante insistió en que sus cámaras son las únicas que han ido a La Luna y sus lentes han marcado la diferencia en el sector en los últimos 50 años. Está por ver si los entusiastas de la imagen están dispuestos a pagar 300 euros adicionales por tener esta experiencia con sabor retro.



No hubo una sola cita al Project Tango de Google, dedicado a la realidad aumentada, ha sido uno de los grandes proyectos del buscador. 

Lenovo no solo habló de sus productos, sino que, sobre todo cuando salieron los portátiles, llenó su propuesta de referencias y mofas a Apple, que se espera que pronto renueve sus Macs. Desde llamar antiguo al MacBook Pro, encajado en el segmento más alto, a poner una sandía sobre el logo de la manzana o hizo mofa a través de los expertos que pusieron en los diferentes escaparates temáticos de la nave industrial.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.