Conectividad y gran tamaño, entre las novedades más destacadas del ‘smartwatch’ de los de Corea del Sur.


La compañía se lanzó al ruedo con conferencia previa al inicio oficial de la feria IFA, en Berlín. Su gran apuesta es el Gear S3, que tendrá dos versiones sin mayores diferencias entre sí.

Según lo explicado por Samsung, lo que más sorprende es el gran tamaño del ‘wearable’: tiene una pantalla de 1,3 pulgadas (su antecesor tenía 1,2 pulgadas) y, por ende, una caja con mayores dimensiones. 

El grosor se fijó ahora en los 12,9 milímetros y le dice adiós a los 11,4 del Gear S2. El peso también aumentó y ahora quedó en 57 gramos para el S3 Classic (y 62 para el Frontier), es decir, no será de fácil manejo para los usuarios con muñecas pequeñas. 

Según The Verge, todos los modelos S3 incluyen ‘speaker’ y GPS. Además, viene con giroscopio, acelerómetro, barómetro, y sensor de ritmo cardíaco y de luz ambiental.

También habrá una versión Tizen, que permite hacer llamadas de auxilio al pulsar tres veces el botón menú. Además, explica Engadget, hay una versión más elegante (también en precio) en oro rosa de 18 quilates que le dará un toque femenino para que no parezca exclusivo para ellos.

 
La compañía no dio detalles del precio que tendrán sus nuevos modelos de ‘wearables’, pero lo más seguro es que salgan al mercado a finales de este año.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.