La gigante surcoreana introdujo estas tarjetas que utilizan memoria Flash y prometen velocidad de lectura de 530 MB/s y escritura de 170 MB/s.


Las tarjetas de memoria microSD, convertidas en un estándar, son una parte fundamental de los smartphones hoy en día, aunque con visiones enfrentadas. Para muchos usuarios suponen una forma barata de ampliar el almacenamiento interno, mientras que para otros usuarios y compañías, la memoria ampliable sólo merma el rendimiento de los terminales, motivo por el que, la propia Samsung la dejó fuera del Samsung Galaxy S6. En su lugar, incluyó el almacenamiento interno más rápido del mercado, UFS 2.0 (Ultra Fast Storage), que sustituía a la lenta eMMC. 

Ahora, la compañía surcoreana ha presentado el producto que trae lo mejor del almacenamiento interno, la velocidad, a la flexibilidad que los usuarios demandan a la hora de ampliar la memoria de su dispositivo. En vez de continuar utilizando las microSD, van a apostar por tarjetas que adoptan UFS 1.0, lo que, en resumen, brindará velocidades de lectura hasta 530 MB/s y de 170 MB/s de escritura. Las microSD en resumen, quedan muy atrás, con velocidades de hasta 100 MB/s incluso en lectura. Más impresionante son las ventajas en operaciones de lectura y escritura por segundo, que multiplican hasta en 22 veces las cifras de las tarjetas micro SD. 


Y para el usuario medio, ¿qué supone todo esto? Básicamente, el sistema podrá acceder igual de rápido a los ficheros que se encuentren en la memoria externa que a los de la interna, por lo que no se apreciarán mermas de rendimiento en reproducción de fotos, vídeos, o en tiempos de carga de videojuegos. Las novedades de las tarjetas UFS son incluso más reseñables si se tiene en cuenta que desde Android 6.0 Marshmallow es posible unificar ambos almacenamientos para que el sistema y el usuario los vea como solamente uno. 

Según Samsung, las tarjetas llegarán en capacidades de 32 GB, 64 GB, 128 GB y 256 GB, aunque de momento lamentablemente, como suele ocurrir con este tipo de lanzamientos tan llamativos, por ahora no hay fecha de cuándo veremos estas nuevas tarjetas en las tiendas, principalmente porque por ahora no hay dispositivos que disfruten de este nuevo estándar, básicamente porque como podrás apreciar, la distribución de los pines es completamente distinta a la actual, por lo que aparentemente no estaríamos ante un salto generacional que permita seguir usando las "viejas" tarjetas. Será el futuro Note 7 el primer teléfono en ofrecer soporte para estas tarjetas? Seguro que pronto salimos de dudas.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.