Estas gafas te permitirán escuchar tu música favorita o contestar llamadas, todo gracias a la tecnología de conducción ósea que transmite ondas de sonido a los huesos a través de vibraciones. Tus oídos quedarán libres para escuchar lo que pasa a tu alrededor, haciéndolos el mejor accesorio a la hora de andar en bici.


Es interesante como la conducción ósea ha pasado de ser una tecnología que se encontraba principalmente en dispositivos médicos, a ser parte de accesorios comerciales, ya que ha demostrado ser eficaz y versátil gracias a la transmisión de frecuencias sonoras a través de los huesos craneales, algo ideal para escuchar música sin obstruir los conductos auditivos.

Zungle se suma a la larga lista de dispositivos que han empezado a usar la conducción ósea como método para transmitir música, ya que no, no es algo nuevo, sin embargo en esta ocasión no se trata de unos auriculares, sino de unas gafas de sol equipadas con esta interesante tecnología.

Zungle, las gafas de sol con conducción ósea

Estas gafas actualmente forman parte de una campaña de financiación en Kickstarter, donde ya han logrado recaudar medio millón de dólares de una meta inicial de 50.000, lo que significa que el producto entrará a producción durante el mes de octubre para enviarse a los compradores en noviembre, momento en el que conoceremos si es verdad todo lo que se ofrece, ya que al tratarse de una campaña de financiación colectiva existe el riesgo de encontrarnos con una sorpresa al no cumplir con todo lo que nos vendieron.

Mientras tanto, los responsables nos están vendiendo la idea de tener un par de auriculares integrados a unas gafas de sol, donde la parte atractiva es que no necesitamos conectar absolutamente nada a las orejas, ya que la transmisión de audio se hace por medio de vibraciones a los huesos craneales; esto se hace por medio de dos transductores instalados en cada patilla, los cuales emiten ondas sonoras a una frecuencia de entre 300 y 19000 Hz.

Las gafas cuenta con conexión Bluetooth 4.1 para enlazarse con un smartphone u otro dispositivo desde donde enviaremos la señal de audio, también nos servirán como manos libres gracias a su micrófono integrado, además de que en una de las patillas tendremos un pequeño dial para controlar la música vía remota.

Una de las desventajas de la conducción ósea es su excesivo consumo de energía, por lo que estas gafas tendrán una autonomía de sólo cuatro horas, que se podría compensar gracias a una carga de cero a cien con una hora de carga por medio de su puerto USB integrado. Otro de los inconvenientes es que este tipo de tecnología ha sido pensada para ayudar a gente con problemas de audición, no está diseñada para transmitir música, por lo que nos encontraremos con una calidad que no se compara con tener un par de buenos auriculares.


La campaña termina el próximo 16 de julio, y aquellos que quieran adquirir las Zungle y de paso apoyar el proyecto, tendrán que desembolsar 109 dólares y esperar al mes de noviembre para recibirlas.  

Más información | Kickstarter

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.