Una búsqueda de la armonía, de entender como los distintos objetos y cantidades interactúan entre ellos desde Pitágoras. 

Tecnología, ciencia, innovación. Todos estos campos comparten una base en común, las matemáticas. 

La cada vez creciente importancia de las matemáticas radica en que son la base, al igual que lo fueron en siglos pasos, de los siguientes saltos a nivel de innovación que experimentará la sociedad. Actualmente, las empresas de todo el mundo se rifan los puestos de trabajo para matemáticos, informáticos, teóricos o expertos en Big Data. Son el futuro. 


El invitado de esta semana es Cédric Villani, matemático y director del Institut Henri Poincaré. Cedric es una de las pocas personas del mundo en posesión de la Medalla Fields. Un premio otorgado cada cuatro años que distingue a los mejores matemáticos del mundo. Aquellos quienes podría interpretarse tienen una mente privilegiada capaz de "dominar el mundo". 

Cedric Villani tiene la Medalla Filds, el equivalente al premio Nobel de las matemáticas. Bajo su llamativo aspecto esconde un discurso a favor de que las matemáticas están detrás de muchas de las profesiones más cotizadas actuales y del futuro.

Recientemente se ha estimado que una sexta parte del PIB de los grandes países son el fruto de las investigaciones matemáticas. Una cifra que aumentará en los próximos años ya que son el motor de los algoritmos y las ciencias de la computación. 


Esta búsqueda de armonía, de entender como los distintos objetos y cantidades interactúan entre ellos desde Pitágoras, es la que nos permitirá avanzar en investigaciones tales como la manipulación del ADN o el análisis de ingentes cantidades de datos en segundos.

Villani encarna la nueva imagen que los matemáticos quieren dar a su ciencia, un cambio de look con el que aumentar el atractivo de las matemáticas para los jóvenes, los empresarios o los responsables políticos. Y eso que el propio Villani dice que era "muy tímido" de niño.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.