Desde Atari hasta Oculus los videojuegos han cambiado de una forma increíble, pero, ¿qué pasa con los juegos que no precisan de pantallas? 



Los videojuegos han evolucionado a través de los años adaptándose a las nuevas tecnologías. Mejores gráficos, incremento de la usabilidad o creación de guiones más elaborados son algunos de sus avances, sin embargo siguen estando atados a las restricciones que nos aporta una pantalla, ¿cuál es el siguiente paso? 

Todos hemos escuchado que los niños de ahora no salen a la calle a jugar como antes, que se quedan en casa pegados a la televisión durante horas pasándose las misiones de su videojuego favorito. Mediante el uso de la tecnología más puntera, la wearable, el invitado de esta semana Rajat Dhaliwal, fundador y CEO de MadRat Games, nos muestra otra manera de jugar, un paso interesante más que podría dar la industria. 

Para 2018, los juegos de tecnoprendas aumentarán sus ingresos de mercado en un 50% 

Un traje con poderes especiales, o tecnoprendas, son aquellas extensiones de nuestro cuerpo que nos permitirán por medio de sensores para procesar datos y controles remotos cambiar las reglas del juego. Plataformas de software como SuperSuit ya permiten a los desarrolladores crear nuevos conceptos de entretenimiento a través de estos dispositivos. Un verdadero juego wearable es aquel que utiliza el cuerpo, nuestra mejor herramienta, un sistema complejo y gratuito que no puede ser replicado por ningún hardware. La idea en la que trabaja Rajat, además de ser innovadora intenta alejar a los niños de la violencia a la que nos estamos malacostumbrando con los títulos lanzados al mercado en los últimos años. En su creación, no se trata de acabar con el rival o debilitar al equipo contrario sino lograr un equilibrio de recursos entre todos los jugadores.

 

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.