Cámaras poderosas, procesadores potentes, memoria expandible, resistencia al polvo y agua… ¿Qué más se le podría pedir a un teléfono inteligente? Poco, muy poco realmente. Y sin embargo, sus límites se siguen expandiendo hacia innovaciones tecnológicas antes poco accesibles a un usuario normal y cotidiano. 

Samsung llevó ese límite hacia la realidad virtual, en un movimiento que redefinirá el consumo de videos, series, películas y hasta juegos. De la mano de Oculus, la coreana lanzó el Gear VR, un accesorio compatible con los Galaxy S6, S6 Edge, S6 Edge+, Note 5 y los más recientes S7 y S7 Edge, que ofrece revolucionar el mercado de la realidad virtual al hacerlo más accesible y versátil. 

De la primera versión cambió todo: un diseño más confortable era clave para que llevar los VR no sea un “peso”. Un 19% más ligero, el Gear VR pesa tan solo 310 gramos (sin el teléfono). Nada mal para usarlo en cualquier circunstancia.



Además, su amortiguación interna de espuma ofrece una sensación de mayor comodidad y el touchpad lateral mejora la navegabilidad cuando llega el momento de surcar por los contenidos disponibles. 

¿Fan de las series y películas? Una de las grandes noticias para quienes quieren explorar la realidad virtual es la alianza con Netflix, TiVo y otros proveedores. Una interfaz más ancha hará que la experiencia sea realmente envolvente. Si lo tuyo son las aventuras, la gran variedad de aplicaciones y juegos ya disponibles hará que te sumerjas en historias que antes solo podrías controlar con un control a distancia. Con Gear VR, el usuario no solo la conduce sino que es parte de la emoción, estrategia y aventura.

MÁS DATOS:

  • Campo de visión de 96°
  • Dimensiones: 201.9 x 116.4 x 92.6 mm.
  • Botón touchpad: back key, volumen y ajuste de foco.
  • Sensores: giro, acelerómetro, proximidad.
  • Puerto de carga micro USB

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.