Tal y como sucede con los electrodomésticos y dispositivos de nuestro salón, el Internet de las Cosas presenta mucha fragmentación en aplicaciones de control. LiCon es uno de los primeros proyectos pensado para estandarizar todos los dispositivos bajo un solo software.


En el mundo analógico, o mejor dicho, en el mundo pre-conectado, una de las grandes problemáticas fue la necesidad de utilizar muchos mandos a distancia para los distintos dispositivos que iban llegando. Fue algo que comenzó con los televisores, y se fue ampliando con reproductores de VHS, DVD, equipos de cine en casa y sonido, y más tarde, decodificadores de televisión digital. Se optaba por utilizar cada mando por separado o, en el mejor de los casos, adquirir mandos universales de gama alta compatibles con cientos de dispositivos. En la era del Internet de las Cosas la adversidad es similar pero la solución será distinta. 

Si concebimos el mundo conectado e inteligente como aquel en que los hogares están o estarán repletos de dispositivos de todo tipo, también es necesario aclarar que, aunque las funciones de alguno de ellos sean limitadas y apenas requieran control y configuración, otros serán muy avanzados y sí precisarán de recibir instrucciones y órdenes por parte del usuario, como ya vemos en bombillas inteligentes, termostatos, etc. 


La solución para esta serie de dispositivos ha pasado hasta ahora por instalar aplicaciones propietarias de cada uno de ellos, el equivalente a tener 10 mandos físicos en nuestro salón. A la larga esto no será sostenible, y una de las soluciones puede ser la propuesta por el equipo de LiCon, una aplicación nacida del Creative Project Labs de Samsung y presentada esta semana en la Samsung Developers Conference 2016 celebrada en San Francisco.

El Internet de las Cosas va a ser masivo y precisar de herramientas de control no fragmentadas.

LiCon básicamente quiere cambiar esto gracias al reconocimiento de dispositivos que hace posible la cámara del smartphone donde se ejecuta. Es decir, cuando el usuario desee conectarse a un equipo de aire acondicionado o una lavadora, bastará con que apunte con la cámara del terminal para que aparezca una interfaz que, según el electrodoméstico elegido, presentará botones de control adecuados. Además de esto, LiCon también tiene la posibilidad de ofrecer acceso a aplicaciones específicas con las que poder hacer uso de controles más avanzados.

También es positivo el hecho de que su base de datos puede irse ampliando gracias a las fotografías que los usuarios suben a Internet y a las capacidades de deep-learning que presenta. Por otra parte, aunque LiCon parece una gran aproximación al fondo del problema, sería ideal que con el tiempo se lance una API para que los desarrolladores de las aplicaciones de cada dispositivo puedan incluir todas sus funciones, pudiendo manejar todo el hogar desde un mismo lugar.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.