La camarita tipo 'vintage', que desde su inicio identificó a la aplicación Instagram, cambió de look. 

La red social, propiedad de Facebook, quiere apartarse de la imagen de "aplicación para fotografías" que en términos generales se asocia con su marca.
El nuevo diseño, con una cámara más simple y un arco iris en forma de gradiente, se da tanto para el icono de la aplicación, como para todo en el interior de la misma. 

Según dijo la red social en su anuncio, el nuevo diseño mejora cómo se ve y se siente la aplicación, pero sin modificar el estilo de navegación que ha caracterizado al app. Asimismo, el app pone más enfoque en las fotos y videos, tanto propias del usuario, como de las cuentas que sigue, dice Instagram.



Más allá del logo, también se actualiza la interfaz de usuario, que se vuelve más sencilla para que lo que destaque sea el contenido de los dueños de las cuentas.
El nuevo diseño del icono del app corresponde a la tercera ocasión que Instagram cambia de rostro, aunque el cambio de hoy será el más revolucionario. Los primeros dos diseños del app fueron hechos por el mismo Kevin Systrom, cofundador del servicio.

Sus creadores agradecieron a los usuarios porque le han dado vida y color a la comunidad y descubrir a través de Instagram las maravillas del mundo. Cada foto y vídeo - a partir de las cosas más pequeñas a las más épicas - abre una ventana para que la gente pueda ampliar sus experiencias y conectarse de nuevas maneras. (E)

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.