Hablamos con Fernando Vendramini, Vicepresidente de Ventas de Managed Cloud Services, quien nos reveló el estado actual de esta plataforma en América Latina y sus últimas novedades para la región.
 
 
Usar o no usar servicios de cloud ya no es una discusión. Cada vez más empresas en todo el mundo, y especialmente en América Latina, adoptan esta plataforma no sólo para agilizar sus procesos y ahorrar costos, sino que también para poder diferenciarse de la competencia. Y a pesar de que en nuestra región solemos estar un paso más atrás en muchas tecnologías, expertos aseguran que en este caso podríamos estar fácilmente a la vanguardia global.

Para saber un poco más precisamente de las oportunidades de nuestra región dentro de esta tecnología conversamos con Fernando Vendramini, Vicepresidente de Ventas de Managed Cloud Services de Oracle Latinoamérica, quien nos reveló no sólo el estado actual de esta plataforma en América Latina sino que también nos adelantó las últimas novedades que tendrá dentro de nuestra región.


¿Cómo ha sido la evolución uso de cloud en las empresas latinoamericanas?

Yo estoy a cargo de una área de negocios acá en Latinoamérica que se llama “Manage Cloud Services”, que es la evolución de un servicio que Oracle lanzó hace 10 a 15 años en todo el mundo e incluso acá en la región, que se llama Oracle On Demand. Este sistema tenía todos los conceptos básicos de lo que es un servicio en Cloud. Que es por ejemplo proveer infraestructura manejada por el proveedor, con precios y costos de acuerdo al consumo de cada empresa y diseñada de acuerdo a su necesidad.

Por ejemplo, pensemos en el mercado mexicano a comienzos de la década del 2000. Para ese entonces nosotros ya teníamos estos servicios disponibles. En este mercado gracias a la modernización de la economía, la privatización en el comienzo del gobierno de Fox, hubo mucha inversión de capital extranjero además de los grupos nacionales que se expandieron mucho. Hubo una demanda muy fuerte por mayor capacidad del gobierno y control sobre sus operaciones lo que provocó una implementación fuerte de ERP (sistemas de planificación de recursos empresariales) y un fuerte salto tecnológico en término de aplicaciones. Esto respondió a una necesidad de mercado y a una solución tecnológica. 

En estos años, desde comienzos del 2000 hasta 2008 a 2009, donde hubo una gran ola de ERP, proveedores de servicios como Oracle On Demand ganamos mucho dinero en este mercado. Por ya había, hace 10 a 15 años, una demanda por servicios de esta naturaleza. Todos comenzaron a intentar explotar las ganancias a gran escala, que un servicio de esta naturaleza puede brindar al mercado.  

Hablando solamente de Latinoamérica, esta tecnología está disponible hace cerca de 15 años y ha tenido un gran progreso. El portafolio de cloud de Oracle es muy grande, es el más completo del mercado porque comienza en la capa de infraestructura, con muchas opciones, hasta aplicaciones generales que todas las industrias pueden tener, llegando a programas de nicho, específicas por área sea telecom, banca, salud, manufactura discreta y de procesos, entre otras. 

Además, seguimos evolucionando todo nuestro portafolio. Ya no hay barreras tecnológicas para implementación de cloud. Esto significa que los precios de implementación se han rebajado mucho. Es con esto que la adopción de cloud en toda Latinoamérica, no puedo decirte exactamente cuales son los factores, ya es más acelerada que en el resto del mundo.

¿Por qué se da este fenómeno?

En Latinoamérica se dan cosas muy interesantes. Nosotros tenemos características económicas y políticas que nos demandan mucha creatividad. Hay siempre una competencia muy fuerte, hay riesgos y un ambiente que nos exige una reacción más rápida. Por otro lado hay cambios de presupuesto, que se modifican no en 10 años, sino que en meses. Entonces, las empresas de Latinoamérica demandan una eficiencia, una agilidad y cambios muy rápidos. En este sentido, alineados con las ganancias a escala, el precio más bajo, el portafolio más amplio y la capacidad de adaptar los sistemas, hay muchos beneficios para las empresas con la adopción de cloud.

¿Qué países están a la vanguardia en la implementación de cloud?

Un caso es Chile. Yo me encuentro ahora en este país porque mucho de nuestro esfuerzo de ventas está relacionado con oportunidades, gente que está buscando cloud. No tengo las cifras o porcentajes, pero acá hay muchas empresas interesadas. Hemos tenido 5 a 10 propuestas solamente en unos días. Por un lado hay gente que ya adoptó Cloud, que ya está evolucionando para otros niveles, y gente que recién comienza a adoptar este sistema. 

Algo que he escuchado en casi todas las reuniones que he tenido con ejecutivos de TI, es que Cloud se ha convertido en la estrategia principal de tecnología para las empresas. La primera opción para muchos es este sistema. Es una decisión estratégica, y acá en Chile en particular.


¿Qué pasa en el caso de Perú o Colombia? 

Perú es un poco más relativo. Están creciendo mucho en este país, la economía está en un momento muy interesante y hay mucho por hacer, donde Cloud también es una alternativa. Pero lo que yo veo es que la adopción de cloud está al margen del mainstream. Mientras que en países como México, Chile, Brasil y Colombia, aunque con un poco de retraso, hay un adopción fuerte. El tema principal siempre es Cloud.  

Lo que estamos viendo ahora es la confirmación de la demanda que había en el mercado por un cambio en cómo se brindan servicios de tecnología. Las empresas siempre buscaron en la industria de IT una modalidad de servicios, de tecnología, de software, de infraestructura, que fuera como un utility price. Es decir, como se brindar servicios de energía, de agua, en telecomunicaciones.

Esta es una demanda del mercado y ahora Cloud está contestando esta demanda. Ya se venció toda barrera tecnológica, incluso hay muchas alternativas de conexión. Así como hubo avances en tecnologías de información, hubo avances fuertes en telecomunicaciones. Esto es clave para la nube. Además, del data center, los servicios, los procesos de software, también hay una mejora en el sector de conectividad. Hubo avances prácticamente en paralelo entre estas dos industrias y ahí se consolidó la apuesta Cloud como una alternativa completa.

Independiente del nivel económico o político en el que esté cada país, cuando nosotros nos reunimos con los ejecutivos que deciden cuál es el próximo paso, siempre es cloud. 

Osea la industria está profundizando, de cierta manera, el uso de Cloud en la región

La empresas están tanto profundizando este uso como también abarcando más áreas. Por ejemplo, al principio ofrecíamos mucha infraestructura. Pero sabíamos, desde el comienzo, que debíamos hacer algo mucho más allá de esa capa y llegamos a las soluciones verticales, específicas por empresa. 

Entonces hay infraestructura como servicio, hay plataforma tecnológica comos servicio, hay software como servicio y entre ellos hay aplicaciones específicas por industria. Osea, se está profundizando y se está abarcando más funciones, incluso las que son de core (centrales). Nosotros estamos involucrados en procesos que son el centro del negocio de las empresas en cloud, porque las ganancias son significativas, los ahorros también. 

A esto se suma un tema muy importante: cuánto las empresas adoptan más procesos operativos de cloud, más ganancias van a tener y más rápido van a tener beneficios en sus negocios. Sin embargo, todavía hay un nivel de adaptación cultural, de salir del mundo de cada empresa y de cómo manejaban sus procesos individualmente, para un mundo más estándar donde es necesario estar más al tanto de los procesos de cloud. Cuanto más se ajuste una empresa a estos procesos, mejor son sus ganancias.



De esta manera, no todo se enfoca solamente en costos

Nosotros invertimos un porcentaje muy importante en desarrollo. ¿Por qué? Para ganar competencia y capacidad competitiva. ¿Qué es eso? Mejor precio, mejor costo, mejor servicio. Si se toma el precio de una solución hace 15 años y ves su versión actual en cloud, por ejemplo en el caso de almacenamiento, este costo se redujo 3.000 veces.  

Estas soluciones también pueden permitir una reducción a nivel de presupuesto y permite a los negocios tomar el excedente para entrar a nuevos mercados, a diversificar sus servicios, mejorar su capacidad de precio para competir con otras empresas. Ese es el beneficio que se espera al final, el que es específico para el negocio.

Es un cambio importante a nivel generacional, porque la gente que trabajaba hace 20 años con una tecnología similar hoy usan cloud con mayores beneficios. Por ejemplo, hoy en día los niños juegan desde sus celulares. Ese público ya no piensa en comprar una Xbox o un PlayStation, juegan completamente en internet y van a pagar por el consumo y cuando quieran. 

Este es el tipo de cambio de paradigma que entregan estos nuevos servicios. Ya no existe otra opción. ¿Para qué hacer una inversión en la máquina cuando tengo una solución que puede solucionar en línea? Con la generación de mobile, surgen aplicaciones que pueden desde seguir las rutas de producción hasta de mantenimiento. No es posible hacerlo de otro modo.

La empresa que aún no entra en el mundo cloud, intenta hacerlo de forma tradicional. El problema es que su competidor ya lo tiene. Es en la forma y en su eficiencia que se puede diferencia de ellos.

¿Qué desafíos le quedan a Latinoamérica en temas de cloud? Da la impresión de que ya estamos totalmente en esta tendencia

Este es un proceso de evolución que puede durar desde 5 a 10 años, para que cloud esté presente en la mayoría de las soluciones. Porque hay un costo, hay procesos, hay ciclos de inversión. Esto tomará un tiempo.

Los países de Latinoamérica están convergiendo para una ley común para servicios basados en cloud o internet. Cada uno está en niveles distintos de aprobación en sus congresos. Por otro lado, de una forma general, el mundo empresarial ya adoptó esta tecnología y tiene sus contratos y su respaldo legal para usar esta tecnología.

Por un lado se internacionalizaron muchas empresas latinoamericanas, lo que expandió sus tecnologías y sus cambios de tecnologías, y también hubo un avance muy importante a nivel de seguridad, porque el área de TI adoptó nuevos estándar. Esto no es una preocupación nueva comenzó en los años 90. 

Estamos en 2016, no hay restricciones tecnológicas, comerciales, contractuales, ni legales. Entonces, hay respaldo para la adopción del Cloud en Latinoamérica. No veo restricciones. Obviamente depende de los ciclos económicos y los ciclos de inversiones.

Si hay algún obstáculo, es este cambio cultural de adoptar de adoptar la operación en cloud. Pero hay muchos factores que ya nos ayudaron a estar donde nos encontramos ahora, que son metodologías específicas que fueron creadas para manejar esto de una forma transparente. La tecnología está, y su papel es claro, hacer más por menos.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.