Es uno de esos fabricantes que uno a priori podría descartar al elegir un móvil. Haría mal: hace tiempo que Huawei hace las cosas no bien, sino muy bien, y lo ha vuelto a demostrar con un smartphone con el que de nuevo luchará por ganar terreno en la competida gama alta. Hoy nos acaba de presentar el Huawei P9, al que se une su hermano de mayor tamaño, el Huawei P9 Plus. 

El nuevo dispositivo móvil de este fabricante es el sucesor de un Huawei P8 que el año pasado ya demostró contar con innovaciones prácticas que se sumaban a una apuesta hardware muy llamativa. Todas esas virtudes dan un giro de tuerca más en el Huawei P9: atentos, que este smartphone dará mucho que hablar, sobre todo, por su cámara dual.

El metal, absoluto protagonista del diseño

El nuevo Huawei P9 cuenta con un diseño que en realidad es muy similar al de su predecesor. El frontal está dominado por esa pantalla de 5,2 pulgadas que prácticamente no cuenta con marcos laterales (tan solo 1,7 mm), aunque sí hay pronunciados marcos en la parte superior e inferior. Es en esa parte superior en la que encontramos la cámara frontal y su flash, además del altavoz para las llamadas

P92

El tamaño global es prácticamente idéntico al de un iPhone 6s, pero con una pantalla que en lugar de 4,7 pulgadas llega a las 5,2, como destacaron los responsables de Huawei en el lanzamiento. Incidieron además en que no hay protrusión en la parte posterior para las cámaras como sí sucede con los iPhone 6s/Plus o los Samsung Galaxy S7.

Tenemos seis colores disponibles: 'ceramic white', 'haze gold, 'titanium grey', 'mystic silver', 'prestige gold' y 'rose gold', lo que deja claro que en este ámbito las tendencias también marcan la elección de Huawei, que se apunta también a ese rosa dorado que vimos por primera vez en los dispositivos de Apple... aunque no venderá el P9 con ese tono en Europa.

Esa parte frontal en la que el cristal protector de la pantalla es el elemento dominante se conjuga con el metal de los bordes y la parte posterior. Como ocurría con el P8 las esquinas están redondeadas, pero solo ligeramente. Los bordes tiene un pequeño bisel -propio de esa tendencia marcada por las pantallas 2.5D- al unirse con la pantalla, pero son también redondeados y siguen esa tendencia que desde luego favorece un agarre más agradable. 

El borde inferior está dominado por la toma de auriculares -aquí vuelve el debate sobre si es mejor situarlo en el superior- y el conector USB-C que es una de las novedades destacadas en sus especificaciones. En el lateral derecho encontramos tanto los controles de volumen como el botón de encendido y apagado que, eso sí, está separado de ese volumen, algo de agradecer para localizar "a ciegas" cada uno de esos botones físicos. 

En ese diseño sin grandes revoluciones las novedades principales no obstante están en la parte trasera, donde encontramos una banda para la antena que también hereda de su antecesor, pero donde sobre todo hay dos elementos dominantes: su doble cámara y el sensor de huella dactilar, que al contrario que en otros dispositivos no es además un botón de encendido sino que está específicamente orientado a ese propósito. Como ocurría con el Mate 8, se trata de una hendidura plana que eso sí, tiene un diseño cuadrado y no circular como ocurría en ese modelo.

Especificaciones del Huawei P9


Puede que exteriormente los cambios no sean tan pronunciados respecto a la generación anterior, pero sí lo son en el interior, donde las especificaciones internas nos hablan de una apuesta clara por componentes y opciones destinadas a la gama alta de dispositivos


Huawei P9, características técnicas
Dimensiones físicas n.d
Pantalla IPS 5,2 pulgadas
Resolución 1.920 x 1.080 (423 ppp)
Procesador HiSilicon Kirin 955, 4 Cortex-A53 a 1,8 GHz y 4 Cortex-A72 a 2,5 GHz
RAM 3 / 4 GB
Memoria 32 / 64 GB (ampliables a otros 128 GB vía microSD)
Versión software Android 6.0 con EMUI 4.1
Conectividad LTE Cat 6, NFC, Bluetooth 4.1, Wi‑Fi 802.11ac
Cámaras 2 x 12 Mpíxeles (RGB + monocromo) sin estabilización, frontal 8 MP
Otros Sensor de huellas dactilares, conector USB-C
Batería 3.000 mAh
Precio n.d.

En Huawei han decidido mantener la pantalla de 5,2 pulgadas con resolución 1080p y 500 nits, una apuesta que permite reducir el consumo de batería, una ayuda importante para hacer que la autonomía de nuestro dispositivo se extienda aún más.

De hecho este apartado estará reforzado por la nueva batería de 3.000 mAh, muy superior a los 2.680 mAh del P8, y que seguramente permitan pasar sobradamente del día de uso sin que tengamos que estar preocupados por recargar el dispositivo. 

El conector USB-C debuta en el Huawei P9, y junto a él llegan mejores velocidades de transferencia y un sistema de carga rápida que será clave para que al menos recargar parcialmente la batería lleve muy poco tiempo. En media hora contaremos con el 44% de la batería cargada, mientras que tardaremos 110 minutos en recargar completamente esa batería.

El procesador integrado es el Kirin 955 de HiSilicon su subsidiaria en este terreno. Este micro, es una versión modificada del Kirin 950 que ya debutó en el Huawei Mate 8. Aquel smartphone "de la batería interminable", demostraba rendimientos notables en benchmarks sintéticos de propósito general gracias a esa combinación de cuatro núcleos Cortex-A53 a 1,8 GHz y de otros cuatro Cortex-A72 a 2,3 GHz, y aquí ganamos en rendimiento gracias a que los Cortex-A72 trabajan a una frecuencia de 2,5 GHz

Su GPU Mali T880 a 900 MHz representa un cambio más relevante respecto a SoCs anteriores de la firma, y aunque en pruebas con el Mate 8 demostró estar un peldaño por debajo de las poderosas GPUs integradas de los Apple A9 y Snapdragon 820 que marcan la pauta en este terreno. Aquí, como demostraba el análisis de AnandTech de hace pocos meses, hay un ganador claro: la eficiencia energética. Todo en este dispositivo está destinado a maximizar la autonomía de la batería, pero eso no quita para que el Kirin 950 vuelva a confirmarse como uno de los SoCs más poderosos de esta generación de dispositivos. 

El procesador está acompañado por 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento que podremos ampliar a otros 128 GB a través de la siempre bienvenida ranura microSD. Existe un modelo superior con 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento que también dispone de esa ranura, pero no estará disponible en el mercado europeo. Habrá un modelo Dual SIM, pero parece que en mercados europeos solo podremos acceder al modelo con una SIM, gracias al cual podremos contar también con esa ranura microSD. 

Una curiosidad: en Huawei han implementado un sistema de optimización de ficheros que reduce la fragmentación y que según ellos permite que los tiempos de respuesta en el manejo del móvil se reduzcan en un 20%.

El nuevo Huawei P9 cuenta con soporte de 18 bandas 4G además de 4 bandas 2G, 9 bandas 3G y soporte en 217 países y 1.334 operadoras. Como en anteriores modelos, se combina la ranura nanoSIM con la dedicada a la MicroSD, y para mejorar la recepción en Huawei han integrado la que según ellos es la primera "antena virtual triple", que permite lograr máxima cobertura y calidad de conexión en todo momento.

¿Dos mejor que una? Así es el sistema de cámaras duales del Huawei P9


La novedad más llamativa de este nuevo smartphone de Huawei es el sistema de cámara dual que ya vimos en su Honor 6 Plus. En aquel modelo esta combinación permitía acceder a efectos de post-producción interesantes como el reenfoque, la simulación del ajuste de la apertura o la aplicación de filtros de todo tipo.

Camera1

En el análisis de aquel dispositivo no quedaba demasiado patente el acierto con una cámara que combinaba dos sensores de 8 Mpíxeles y que tardaba algo más de la cuenta en quedar lista para el siguiente disparo. Esos problemas podrían haberse solucionado con un nuevo sistema que se basa en el uso de dos sensores de 12 Mpíxeles, uno RGB y otro monocromo. 

Contamos además con un LED flash duo-tono y un sistema láser de autoenfoque, pero lamentablemente no dispone de sistema de estabilización óptica aunque en Huawei indican que gracias a esa combinación no es necesario. Los sensores cuentan con píxeles de 1,25 micras, algo que permite a estos sensores recolectar más luz. Según Huawei esas imágenes pueden ser un 200% más brillantes con una mejora del 50% en contraste. 

El software desarrollado en colaboración con Leica permite contar con un modo Pro que podremos activar con un simple desplazamiento a la izquierda del dedo. Al hacerlo podremos controlar la ISO o las velocidades de obturación, entre otras preferencias. Hay incluso un modo de baja profundidad de campo (bokeh) -en realidad, una edición del enfoque a posteriori- que permite simular aperturas hasta f/0.95, lo que hará que los fondos de esas imágenes se muestren muy borrosas y el objeto que está al frente sea el que tenga toda la atención de la imagen. 


Aquí el procesador Kirin 950 también debería ser crucial para evitar esperas que afectaban al Honor 6 Plus, y aquí es inevitable también hacer referencia al LG G5 que también está dotado de este tipo de combinación para, entre otras cosas, lograr imágenes con un gran angular. 

En esta parte ha sido fundamental la colaboración de Leica, firma legendaria en el terreno de la fotografía que ya ha hecho sus pinitos en algunos dispositivos como los Panasonic CM1 y su sucesor, el CM10.

Foto3

Leica ofrecerá de nuevo su experiencia para que esa cámara dual pueda ser exprimida al máximo, y aportará sus lentes Leica Summarit con una apertura f/2.2 y una distancia focal de 27 mm. Aunque la propuesta es prometedora, tendremos que esperar a analizar el dispositivo para saber si esta propuesta ha sido o no un acierto.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.