Informes anteriores indicaban que el servicio le habría costado al FBI hasta US$1.3 millones.


¿Cuánto cuesta hackear un iPhone? No tanto como pensábamos.

El FBI pagó menos de US$1 millón para hackear el iPhone 5C de uno de los terroristas de San Bernardino, según informó la agencia de noticias Reuters este viernes. Una cifra menor a lo que se había estimado anteriormente.

El director del FBI, James Comey, dijo la semana pasada que el gobierno había gastado más dinero del que él ganará durante todo el tiempo que le queda al frente de la agencia. El cálculo fue de US$1.3 millones.

El software de una empresa de seguridad no identificada y que fue adquirido por el FBI también puede ser utilizado para desbloquear otras unidades del iPhone 5C que usen el sistema operativo más reciente de Apple. Esto pasaría incluso aunque el FBI no sabe cómo funciona este sistema, según le dijeron las fuentes a Reuters.

El FBI rechazó hacer comentarios más allá de lo que ha compartido a través de comunicados públicos.

La empresa adquirió la herramienta después de que Apple rechazara crear un mecanismo para penetrar el cifrado del software, a pesar que una corte le había ordenado hacerlo.

Apple rechazó la solicitud del gobierno con el argumento de que le era imposible penetrar su propio cifrado y crear un atajo sin poner en riesgo la seguridad de todos los iPhone. El informe de transparencia de la empresa, publicado esta misma semana, muestra que cumplió más del 80 por ciento de las solicitudes del gobierno durante la segunda mitad del año pasado.

La industria de la tecnología apoyó a Apple en su decisión en la antesala de una posible batalla con el FBI en las cortes. Pero el gobierno canceló su demanda después de encontrar alternativas para penetrar la seguridad del teléfono.

Comey sabe que el trabajo de hackeo fue costoso. Pero, según fuentes citadas por Reuters, no sabe qué empresa proveyó la tecnología, a pesar de su nivel dentro de la agencia. Reportes anteriores apuntaron a una firma de seguridad israelí.

La agencia hizo un pago único por la herramienta, que se puede volver a utilizar.

Los contenidos del iPhone de Syed Rizwan Farook, uno de los atacantes de San Bernardino, aún están siendo analizados, pero no está claro qué tanto obtuvo la agencia en las primeras investigaciones. En particular, el FBI está buscando pistas de personas que hayan ayudado a Farook y su esposa, Tashfeen Malik.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.