El nuevo Project Infinite de Dropbox es la reinvención de los sistemas de almacenamiento en la nube para hacer algo más que guardar copias de seguridad.

Cuando guardamos un archivo en una carpeta sincronizada de Dropbox, acabamos con dos copias: una en nuestro sistema, y otra en la nube. Esto es ideal para tener una copia de seguridad en la nube, o para compartir el archivo.

Hasta ahora esa frontera entre la nube y el almacenamiento local estaba muy claramente definida, pero ¿no es algo raro eso de tener dos copias del mismo archivo? Si consideramos la nube como una extensión del almacenamiento que tenemos en nuestro ordenador o dispositivo portátil, no tiene mucho sentido tener el mismo archivo dos veces.

El truco para ahorrar espacio usando la nube

Project Infinite es una nueva funcionalidad que nos permitirá ahorrar espacio aprovechando todo el potencial de la nube, y lo hará con un tipo de archivo mucho más viejo que el concepto de la nube: los enlaces.

Normalmente usamos los enlaces para acceder a un archivo más fácilmente sin tener que ir a la carpeta en la que está guardado; podemos tener enlaces a nuestros programas favoritos en el escritorio, o una carpeta con los archivos que más usamos que están dispersos por toda la unidad. Lo bueno de estos enlaces es que no ocupan prácticamente nada porque en su interior sólo está la dirección del archivo original.

 

Lo que Dropbox ha planteado es el mismo concepto, pero aplicado a la nube; que cuando sincronicemos nuestros archivos, en nuestro sistema aparezcan enlaces a los archivos que están guardados en la nube, en vez de los archivos completos. 

De esta manera, es posible reducir considerablemente el espacio ocupado en disco; si tienes 20 GB en Dropbox, esos son 20 GB que te ahorras guardar en tu ordenador, por ejemplo.
 
Así funciona el Project Infinite de Dropbox


Por supuesto, no es tan simple como los enlaces, pero el concepto es el mismo. El trabajo duro está en conseguir que no notemos que esos archivos no están guardados de manera local, y en eso se ha centrado Dropbox, en que podamos hacer doble click en un archivo y que este se abra como siempre.

También podemos repasar todos los archivos y usar las funciones contextuales de los exploradores de Windows y Mac como si realmente estuviesen ahí, sin “lag” ni tener que esperar a que cargue la información de la nube.

Y si queremos asegurarnos de que el archivo está guardado en local, una nueva opción en el menú contextual nos permitirá marcar el archivo para que siempre tenga dos copias, una en Dropbox y otra en local. 

Por el momento, Project Infinite sólo está disponible para algunas empresas, pero se espera que con el tiempo llegue a más usuarios.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.