StreetView VR acerca el popular servicio de fotos en 360 de Google al Gear VR, permitiendo viajar a cualquier destino que esté disponible en la versión web.


Muchos conceptos de realidad virtual y realidad aumentada han girado en torno a la situación física de la persona, permitiendo y aportando el uso recursos dependiendo de cuál sea nuestra ubicación o situación en determinados establecimientos. Recorrer el mundo desde nuestro salón es otra de las ideas que pienso que hará que el triunfo de la realidad virtual sea inevitable. Y aunque hacerlo de manera fluida por museos o actuaciones en directo aún forma parte de un pensamiento utópico, realidades como StreetView VR nos acercan a ese futuro con la simple ayuda de Samsung Gear VR.

Lo que conseguimos es poder acceder a una de las bases de datos más grandes de fotografía en 360º que existen en Internet. La aplicación permite configurar muchas opciones, como activar acceso a enlaces de la Wikipedia para informar al usuario con mayor profundidad sobre los lugares que está visitando virtualmente. Si decides hacer el tour con más usuarios, puedes compartir opiniones en un modo de chat por voz en tiempo real.


Para navegar también usaremos la búsqueda por voz, aunque también dispondremos de un teclado virtual como el que se habilitó en el navegador web. Tal y como hacemos en Google Maps en su versión web y en la móvil, en StreetView VR también podemos hacer uso de lugares favoritos, así como contar con opciones avanzadas como flechas que indican la dirección, para no perder el norte. 

Probablemente el mayor problema de StreetView VR y de otras propuestas que lleguen al mercado es que realmente no cuentan con fuentes de alta resolución (recordemos que Gear VR funciona con pantallas que no bajan de QHD), por lo que la inmersión que se alcanza es bastante baja, privando al usuario de profundidad y de sensación de estar ante un paisaje real. Aun así, y como apuesta independiente, poder visitar cualquier lugar es un pequeño lujo.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.