De ser un divertimiento en compañía de amigos a ser retrasmitido por televisión para millones de personas. Un nuevo deporte en el que los mejores son tratados como estrellas.


Los eSports se han convertido de unos años aquí de un hobby que te reunía con tus amigos en el cibercafé tras salir de la escuela, en un negocio mundial, prácticamente cultura, con empresas organizando grandes torneos que mueven decenas de millones de dólares.


Si los eSports fueran un país, este sería el 10º más poblado del mundo

Los causantes de esta explosión en el planeta eSports son los cientos de miles de personas que los siguen alrededor del mundo. El poder de la gente que lo llaman. Las finales de cada torneo son seguidas por decenas de millones de personas, y los derechos de transmisión o acuerdos con patrocinadores se empiezan a equiparar al de los grandes deportes a nivel mundial, incluso superando a varios de ellos. 

Los eSports son retransmitidos normalmente por proveedores de streaming como Twitch o YouTube, aunque cada vez más cadenas de televisión en países como Korea o Estados Unidos (ESPN) están comenzado a meterlo en su parrilla debido a la creciente audiencia. De hecho, la final de League of Legends del pasado año sentó frente a sus pantallas a 36 millones de espectadores, convirtiéndolo en el tercer o cuarto evento más visto del planeta.


Se esperan que formen parte de las grandes competiciones deportivas, incluidos los Juegos Olímpicos en los próximos 5-10 años

Nuestro invitado de esta semana Kristian Segerstrale, director ejecutivo de Super Evil Megacorp, nos explica que el siguiente paso de los eSports es hacerlos más abiertos a la gente, aumentado así el número de jugadores. Es todo una cuestión de la industria del hardware. El año pasado se vendieron 300 millones de ordenadores, los grandes equipos tras los que vemos a las estrellas de este deporte, frente a los 1.500 millones de dispositivos con pantallas táctiles.



Los eSports ya son tan vistos y seguidos como el fútbol

La innovación en los motores de procesamiento gráfico nos permiten a día de hoy poder competir con estos juegos en equipos más pequeños, táctiles, y que puedan ser llevados a cualquier lugar. Segerstrale está convencido de que las ventajas que ofrece la movilidad terminarán por conquistar a los usuarios y hacer de Vainglory uno de los juegos que multiplicarán el potencial de los eSports, especialmente en lo que se refiere al espectáculo.

Contenido ofrecido por

 

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.