Toyota acudirá al próximo CES 2016 con una importante novedad en lo que a sistemas de cartografía se refiere. El fabricante japonés promete una verdadera revolución en tanto a la generación de mapas y obtención de datos sobre las carreteras, una revolución que además no debería tardar demasiado en llegar a sus modelos garantizando una nivel de precisión de los nuevos mapas nunca antes alcanzada. Aunque eso sí, puede que no todos sus clientes estén de acuerdo después de descubrir qué es lo que pretende Toyota.


Toyota quiere hacer uso de todos sus coches en circulación para crear una base de datos global actualizada en tiempo real. El procedimiento es realmente sencillo, y es que Toyota pretende usar las cámaras y sistemas GPS de sus coches en circulación para crear esa base de datos actualizada. Cada coche vendido por Toyota captaría imágenes y las enviaría al instante hacia servidores de Toyota para crear una base de datos compuesta por millones de imágenes y datos recogidos a pie de calle. 

Este sistema a lo “Gran Hermano” podría entrar en funcionamiento a partir del año 2020 y, según explica la propia Toyota, gracias a la información que se generaría y a las posibilidades para contrastar los datos es alcanzaría una precisión de 5cm en tanto a las ubicaciones.

 
A grandes rasgos hablamos de un sistema muy similar al puesto en marcha por Google para crear la tecnología Street View, sin embargo no es menos cierto que este tipo de sistemas han levantado no pocas polémicas relacionadas con la privacidad en tanto a la obtención y gestión de los datos e imágenes generadas.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.