Arranca la cuenta atrás para el Mobile World Congress en Barcelona (MWC 2016) que se realizará en Barcelona entre el 22 y 25 de febrero, y donde se darán cita los fabricantes más destacados del mundo de la tecnología móvil, incluyendo a Samsung que previsiblemente mostrará al mundo a su nuevo buque insignia, el Samsung Galaxy S7. 

El diseño fue el gran protagonista el año pasado durante el lanzamiento de los Samsung Galaxy S6Samsung Galaxy S6 Edge. La coreana logró crear un terminal muy estilizado y elegante y cuando se logra un diseño así, que realmente funciona, no es lógico cambiarlo. Quedó claro con la llegada del Samsung Galaxy S6 Edge Plus, que mantuvo la misma línea de diseño que sus ‘hermanos menores’, y por ello, este año no se esperan grandes cambios en el exterior del Samsung Galaxy S7.  

Las novedades del Samsung Galaxy S7 aguardarían en su interior, pero para aproximarnos a cómo será el nuevo terminal insignia de la coreana, nada mejor que hacer un repaso por lo que se espera sean sus características más destacadas.

Diseño

El diseño de los Samsung Galaxy S6Samsung Galaxy S6 Edge son símbolo del progreso de la coreana, por ello el Samsung Galaxy S7 solo se enfocará en ofrecer mejoras con respecto a la calidad de la imagen, el rendimiento y funcionalidades nuevas. Para Samsung el objetivo es lograr un equipo con el que los consumidores puedan disfrutar el contenido con una mejor calidad y una rapidez superior. 

Sin embargo, aunque la apariencia delSamsung Galaxy S7 no cambiará mucho con respecto a su antecesor, es posible que esta nueva versión disponga de la certificación IP67, que los haría resistentes al polvo y al agua, tal como el Samsung Galaxy S5. 

Otro de los rumores sugiere que Samsung podría abandonar la versión Edge y en lugar de este lanzaría un nuevo phablet llamado Samsung Galaxy S7 Edge Plus. De ser así, este terminal a mitad de camino entre un móvil y un tablet, podría incorporar una pantalla de 5.7 pulgadas con una resolución 2K. Sin embargo, otro de los rumores asegura que Samsung ofrecerá las dos versiones de su gama alta con bordes curvos, por lo que llegarían entonces un Samsung Galaxy S7 Edge y un Samsung Galaxy S7 Edge Plus. 

Además de esto, los terminales podrían estar construidos con un nuevo tipo de material: Algunas fuentes aseguran que la coreana ha estado experimentando con una aleación a base de magnesio, la cual haría al móvil más fuerte pero igual de liviano y podría mantenerlo a una buena temperatura cuando el procesador esté trabajando.

Pantalla

La pantalla del Samsung Galaxy S6 es de 5.1 pulgadas, por lo que es de esperarse que la del Samsung Galaxy S7 tenga el mismo tamaño. Sin embargo, hay rumores que apuntan a que la pantalla del nuevo teléfono podría crecer e incorporar una QHD de 5.7 pulgadas, esto con la misma resolución de 1440 x 2560 píxeles. También se ha hablado que Samsung podría adoptar una característica similar a la tecnología 3D Touch del iPhone 6.  Se trata de un tipo de tecnología que identifica distintos niveles de presión en la pantalla, gracias a los cual pueden ofrecerse diferentes funcionalidades dependiendo de qué tanto se presione esta. Así que la coreana podría haber preparado su propia versión para incorporarla en su nuevo buque insignia. 

El nuevo Samsung Galaxy S7 podría venir con una pantalla curva: Uno de los rumores más recientes indica que el nuevo móvil podría lanzarse con una pantalla flexible o plegable. De ser así, el Samsung Galaxy S7 sería una versión más parecida al Samsung Galaxy S6 Edge y sería lógico pensar que Samsung  deje a un lado la versión Edge de tamaño reducido para concentrarse en el Samsung Galaxy S6 Edge Plus. 

Otra de las novedades que podría incorporar el Samsung Galaxy S7 es un nuevo protector de pantalla. Según informaciones, la coreana estaría trabajando en un súper material llamado Turtle Glass, el cual sustituiría al Gorilla Glass 3 de sus anteriores móviles.


Procesador

El Samsung Galaxy S7 podría venir con dos versiones diferentes de procesador: uno con un chipset Exynos y otro con un chipset Qualcomm Snapdragon 820. El hecho de que la coreana haya decidido trabajar una vez más con los chips de Qualcomm es algo interesante, ya que con el Samsung Galaxy S6 la coreana abandonó esta opción y optó por utilizar sus propios procesadores. Un nuevo rumor también apunta a que Samsung podría incorporar un sistema de refrigeración líquida en el equipo, esto para evitar el sobrecalentamiento y para mejorar la duración de la batería. 

Lo cierto es que cualquiera que sea el procesador elegido, se espera que el Samsung Galaxy S7 disponga de una memoria RAM de 4GB. Menos de eso no sería aceptable ya que esa es la cantidad de la que dispone el Samsung Galaxy S6. Así que, con procesadores de nueva generación y una RAM de 4GB, el Samsung Galaxy S7 debería ser mucho más rápido que su antecesor. En cuanto al sistema operativo, es casi seguro que elSamsung Galaxy S7 correrá con Android Marshmallow

Cámaras

Samsung reveló recientemente una nueva tecnología para cámaras llamada BRITECELL, la cual ha sido diseñada para mejorar la calidad y la iluminación de las fotografías y además para reducir el tamaño del sensor. Aunque aún no se ha confirmado si esta tecnología estará presente en la cámara del Samsung Galaxy S7, lo más probable es que así sea. 

Otro de los rumores sugiere que Samsung no le ha dado mayor importancia a los megapíxeles esta vez y que ha preferido enfocarse en otras áreas como la luz y el tamaño del sensor. Por ello se ha dicho que la coreana abandonará los 16 megapíxeles del Samsung Galaxy S6 y se decantará por una cámara dual principal de 12MP y una frontal de 5MP para el Samsung Galaxy S7. 

La coreana también podría incluir en su cámara una función como la de Live Photos presente en el iPhone 6S. Un ingeniero de sistemas de la compañía asegura que la función se llamará Vivid Photos y no incluirá sonidos, por lo que será mucho más fácil subirla a las redes sociales. Funcionaría más bien de una forma similar a un GIF.

Batería

Aunque en un principio las señales apuntaban a que Samsung podría incorporar esta vez una batería removible, esto quizá no sea posible. Si el Samsung Galaxy S7 es muy parecido en diseño a su antecesor, la batería tendría que estar integrada al cuerpo del terminal para no afectar su construcción. 

En cuanto a la capacidad, esta podría ser de 3,000 mAh, lo que cual significaría un aumento en comparación con los dispositivos anteriores de la línea. Con procesadores de nueva generación y la adición de nuevas funcionalidades, la batería debe tener una gran autonomía para poder manejar las exigencias del sistema. 

Así las cosas todo esto lo confirmaremos en pocas semanas, porque el MWC 2016 está a la vuelta de la esquina, y allí en la gran cita móvil de Barcelona conoceremos al Samsung Galaxy S7 llamado a ser el nuevo buque insignia de Samsung, un teléfono que dará mucho de qué hablar en los próximos meses y que marcará, de una u otra forma, gran parte del mundo móvil y sus tendencias.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.