La carrera actual para conseguir la mayor calidad de imagen en los televisores es en realidad un maratón que comenzó hace más de cien años. Te presentamos un sinopsis de este especial de XATAKA en un recorrido fascinante que recoge los avances tecnológicos hasta llegar al OLED, cómo se integró la televisión en los hogares y cómo ha evolucionado la programación en consecuencia.

ESTE ESPECIAL DE XATAKA SE BASA EN CINCO PUNTOS PRINCIPALES

  • 1884 - 1933: La prehistoria de la televisión
  • 1934 - 1951: La incorporación de la electrónica
  • 1951 - 1997: Tres siglas que aún nos acompañan: RGB
  • 1997 - 2010: La guerra del Plasma contra el LCD
  • 2010 - 2016: El color nunca ha sido tan real (y el negro nunca había sido tan negro)

La prehistoria de la televisión: 1884 - 1933: el televisor electromecánico


La historia data para 1884 donde una buena parte de los usuarios, tuvieron su primer aparato de televisión que fue un televisor CRT, es decir, un “televisor de tubo”. Sin embargo, la historia de los televisores tiene su origen a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, época en la que la electrónica aún estaba por desarrollar y los aparatos para “visualizar imágenes en movimiento” se apoyaban en sistemas electromecánicos para la transmisión de imágenes fijas y también de mapas.

El disco de Nipkow fue la base del desarrollo de los primeros televisores y cámaras

La imagen de un televisor electromecánico hoy nos resultaría muy extraña, como un borrón en movimiento.

En los años 30, los pocos que tenían televisor se lo habían fabricado ellos mismos

La incorporación de la electrónica: 1934 - 1951: CRT en blanco y negro



Los televisores electromecánicos no tuvieron una vida muy larga en el mercado, la irrupción de la electrónica comenzó a cambiar las cosas e introdujo el uso del tubo de rayos catódicos.

Los televisores CRT han estado presentes en el mercado durante 60 años,hasta el momento en el que empiezan a llegar al mercado los televisores de plasma y LCD. En estos 60 años, el CRT llevó la televisión de manera masiva al hogar, primero en blanco y negro y, posteriormente, a color.

A lo largo de los años, la televisión comenzaba a ser un “medio de masas” como lo era la radio. El CRT lo que supuso un gran salto tecnológico al pasar de televisiones mecánicas a televisiones electrónicas que, poco a poco, tendrían que bajar las barreras económicas de entrada para evolucionar a dispositivos que pudieran ser adquiridos por los usuarios.

Un televisor CRT puede asimilarse a un cañón que dispara un haz de electrones sobre una pantalla recubierta con un material fosforescente.
El CRT supuso un gran salto tecnológico y, sobre todo, en la calidad de la imagen. La televisión en “blanco y negro” nos ofrecía mucho más detalle en la imagen; la imagen se podía ver representada con una escala de grises con la que podíamos distinguir qué cosas eran de colores más claros y qué cosas eran más oscuras.
La pantalla de una televisión en blanco y negro, realmente, se iluminaba de color blanco

Tres siglas que aún nos acompañan: RGB: 1951 - 1997: el CRT en color



La televisión CRT supuso un gran hito tecnológico para la época. La tecnología comenzaba a avanzar de manera exponencial y, en 1950, ya era posible usar un mando a distancia para cambiar de canal.

El primer mando a distancia, de nombre Lazy Bones, fue desarrollado por la empresa Zenith Radio y consistía en una botonera conectada por cable al aparato de TV pero, a pesar de lo rudimentario del sistema, permitía controlar la TV sin tener que levantarse del sofá.

En el año 1948, Peter Goldmark, basándose en los trabajos previos de Baird, empieza a dar los primeros pasos para desarrollar sistemas para visualizar imágenes a color. Sin embargo, hubo que esperar hasta el año 1951 para que la Hazeltine Corporation desarrollase el estándar NTSC para empezar a emitir a color y que, en 1954, RCA lanzase al mercado de Estados Unidos el CT-100, el primer televisor comercial CRT a color.



La televisión a color supuso un doble reto, complicar el sistema electrónico y definir los estándares de transmisión.

El funcionamiento de una televisión a color basada en CRT, realmente, no dista mucho de una televisión en blanco y negro. Desde una perspectiva técnica, el fundamento se mantiene pero el esquema se complica.

Si en un TV B/N se dispara un haz de electrones para iluminar, de color blanco, un píxel en la pantalla, en la TV a color se disparan 3 haces de electrones. ¿Y por qué son 3? Porque la imagen que vemos en pantalla es la superposición de los 3 colores básicos: rojo, verde y azul (RGB).

La televisión a color se fundamenta en la superposición de tres colores básicos: rojo, verde y azul. El color blanco se conseguía mezclando estos tres.

Además, hasta finales de los años 90, los televisores guardaban un punto en común desde su origen: el formato de la imagen era 4:3 y eso chocaba con el mundo del cine y su formato panorámico de 16:9, así que para ver una película en la televisión, las emisoras debían añadir las míticas bandas negras para adaptar la imagen al formato de los receptores domésticos.



La BBC realiza su primera retransmisión nacional en color con la coronación de Isabel II, en 1953

La televisión de los 60 estaba muy vigilada por los censores, temerosos de que “corrompiera” al público

La guerra del Plasma contra el LCD: 1997 - 2010: las pantallas planas

Durante más de 60 años, los televisores basados en la tecnología CRT dominaron el mercado, pero en los últimos años de la década de los 90 estuvieron marcados por el fin del dominio del CRT y la llegada de televisiones mucho más delgadas y de pantalla plana.

  • La televisión de plasma.


En el año 1997 llegaron al mercado los primeros televisores de pantalla plana; 42 pulgadas de tamaño que mostraban al gran público una nueva tecnología que ofrecía mejor calidad de imagen y colores más vivos: la televisión de plasma.


Entre los años 2006 y 2010, los televisores de plasma se coronaron como los reyes del mercado. Ofrecían una gama de colores mucho más amplia, mejor contraste, un tiempo de respuesta rápido, un color negro intenso y llegaban en configuraciones con tamaños de pantalla mucho más grandes que los habituales que se encontraban en el mercado de CRT.




  • La televisión LCD


El LCD tiene su origen en 1972 (la primera pantalla de cristal líquido fue desarrollada por Peter T. Brody) pero la tecnología no llegaría al segmento de los televisores hasta el año 2004.

A partir de este momento se iniciaría la “guerra del plasma vs. LCD” pero los avances en la tecnología LCD además de las mejoras en la calidad de imagen y tiempos de respuesta (soporte Full HD, uso del LED, aumento del tamaño de pantalla, etc.), catapultarían esta tecnología barriendo del mercado el CRT y también a los televisores de plasma.

  • El plasma y el LCD generaron un cisma entre los seguidores de estas tecnologías
  • El plasma ofrecía mejor calidad de imagen y tiempo de respuesta. Sin embargo, el mercado terminó decantándose por el LCD pese a sus inconvenientes.
  •  La televisión online


Internet se convirtió en el siglo XXI en la principal competencia, y la mayor aliada, de la televisión.

El color nunca ha sido tan real (y el negro nunca había sido tan negro): 2010 - 2016: OLED


Este viaje emocionante de la evolución de la televisión que ha ido sufriendo año tras años, décadas tras décadas hasta la actualidad ha sido impresionante.

La llegada de la tecnología OLED ha abierto las puertas de televisores mucho más delgados y ha eliminado la retroiluminación del LCD y el LED, la delgadez del televisor no es la única de las ventajas de esta tecnología, la imagen mejora sensiblemente, tampoco nos afecta el ángulo de visión de la pantalla, otro punto a favor es la velocidad de respuesta, y por fin  desterrar el “efecto fantasma” de las primeras televisiones LCD.

Básicamente, en cuanto a calidad de imagen, el OLED nos transporta al purismo de imagen que aportaban las pantallas de plasma, con el extra adicional de mejor consumo y pantallas mucho más delgadas.

Dicho de otra forma, el OLED vuelve a ofrecer al usuario un tono de negro intenso y se abandona, al fin, el tono gris oscuro que estábamos acostumbrados a ver en las pantallas de televisión LED y LCD.

  • El OLED de LG: reinventando el color en la TV



En el caso de LG, su tecnología OLED apuesta por aumentar la gama de colores que son capaces de representar sus televisores. Desde que llegó el CRT color comercial en 1954, todos los televisores del mercado se han apoyado en la combinación de 3 colores primarios: rojo, verde y azul (RGB).La combinación RGB solamente es capaz de representar un 35% del espectro de luz que es capaz de captar el ojo humano. Dicho de otra forma, llevamos más de 60 años viendo en la televisión un tercio de los colores que somos capaces de visualizar con nuestros ojos.

En resumidas cuentas, los televisores OLED nos ofrecen una calidad de imagen extremadamente alta (además de ofrecernos unos televisores extremadamente delgados y de poco peso). Se respetan el contraste y los colores, la imagen es estable y constante, no hay estelas (efecto fantasma) y podemos sentarnos en cualquier posición para estar cómodos en el sofá porque la imagen no se verá alterada por no estar sentados totalmente de frente a la pantalla.

Gracias a la tecnología OLED, las imágenes de la televisión nos parecen aún más reales y cercanas.

De las imágenes borrosas en televisores enormes al negro puro del OLED y sus imágenes de alta calidad

Sin embargo, la última “gran revolución” que estamos viviendo es, sin duda alguna, la de la tecnología OLED. Más allá del 3D y el 4K, la gran revolución está en la calidad de la imagen y, sobre todo, en lo realista de los colores que vemos en nuestra televisión.



Contenido Ofrecido Por



Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.