A menos de un mes para que arranque una nueva edición del Mobile World Congress en Barcelona, siguen sucediéndose rumores y filtraciones del LG G5, uno de los dispositivos que serían anunciados allí. Por el momento no habíamos visto ninguna imagen real del dispositivo, conocemos una gran parte de sus posibles especificaciones, pero no cómo sería exactamente. El medio Droid-Life se habría encargado de desvelarnos esta incógnita, publicando varias fotografías de un supuesto prototipo del próximo buque insignia de LG. 

En las imágenes filtradas se puede ver un dispositivo con la etiqueta “not for sale”, lo que se traduce en un producto que oculta su verdadera identidad mientras es sometido a diferentes pruebas. Gracias a filtraciones anteriores del LG G5 y unos recientes mock-ups publicados, sabemos que podría tratarse de este terminal, que deja ahora más que nunca al descubierto una buena parte de sus futuras prestaciones. Básicamente los principales cambios se observarían en la parte trasera. El cambio de cámara y el sensor de huellas dactilares es evidente. 



Tal y como aseguraban los rumores, el LG G5 podría llegar con una cámara dual, la cual se aprecia ahora perfectamente en estas imágenes filtradas. Según las fuentes, dispondría de dos sensores, uno con resolución de 16 megapíxeles y otro de 8 megapíxeles. Pensamos que la compañía volvería a equipar las mismas (o mejores) funciones que ya vimos en la anterior generación. Recordemos que el LG G4 dispone de un sensor de 16 megapíxeles, que sorprendió por ser un 40% más grande que el de sus rivales. Además va protegido por una lente con apertura f/1.8, un 80% más luminosa que la de los móviles convencionales, y capaz de disparar una foto en sólo 0,6 segundos. Otra de las cosas que se aprecian perfectamente es el sensor de huelas dactilares, que se decía que llegaría integrado en este nuevo modelo. Al parecer así sería y, como vemos, estaría ubicado en la parte trasera, justo debajo del doble sensor.



Sobre lo que tampoco habría muchas dudas es de que el LG G5 contaría con un puerto USB tipo C, una característica que empieza a estar presente en los dispositivos de más alta gama y que permite el traspaso de archivos y la carga a una velocidad mucho más rápida de lo habitual. Por su parte, parece que también habrían vuelto a cambiar de posición los botones de volumen y de encendido y apagado. En cuanto al resto de prestaciones, se comenta que el LG G5 equiparía una pantalla de 5,5 pulgadas, pero con una resolución algo mayor que la de su antecesor: 4k. Daría así el salto a la resolución de 3.840 x 2.160 píxeles, alcanzando una densidad de 801 puntos por pulgada. Además también se añadiría el último procesador de Qualcomm, el Snapdragon 820, un chip de cuatro núcleos con una GPU Adreno 530, que vendría acompañado por una memoria RAM de 4 GB. Faltan muy pocos días para conocer de manera oficial al nuevo dispositivo. Será entonces cuando descubramos si todas estas filtraciones tienen o no sentido

Fuente:  Droid-Life

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.