Uno de los elementos con los que Microsoft quiso resaltar la relevancia de Windows 10 fue la introducción de un nuevo navegador. Microsoft Edge quería hacer que nos olvidáramos de Internet Explorer, pero la propuesta sigue sin ser del todo convincente para muchos usuarios. 

Así lo indican las cuotas de navegadores que registran servicios como los de NetApplications o StatCounter Global, pero a eso se le añaden circunstancias como la ausencia del prometido soporte de plugins. No ayuda tampoco otro factor: el hecho de que se ha descubierto que el modo de navegación privada de Edge no es tan privado como podría pensarse. 

Así lo revela un estudio de Forensic Focus redactado por Ashish Singh, un experto en seguridad que ha descubierto que los sitios web visitados con el modo InPrivate de Microsoft Edge se pueden recuperar del disco duro de los usuarios con una simple inspección del fichero WebCache. Todos los sitios web quedan almacenados en una tabla "Container_n" que almacena el historial de navegación en ese modo en el que precisamente no se deberían registrar tales datos. 

No es la primera vez que estos modos privados de navegación nos dan sustos, y de hecho hace poco hablamos del problema que afectaba a los usuarios de Chrome con gráficas de NVIDIA. En Microsoft indican que están investigando el problema y se han comprometido a resolverlo lo antes posible. 

Vía | The Verge 

Más información | Forensic Focus

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.