La tecnología transforma las industrias, sentenció el consejero delegado de Qualcomm Steven Mollenkopf en el marco del CES 2016. El ejecutivo anticipó que la próxima gran revolución tecnológica ocurrirá en la industria automotriz y en los dispositivos del internet de las cosas, es decir, prácticamente cualquier aparato que mediante microprocesadores y conexión a internet podrá interactuar con otras máquinas para ofrecer nuevas opciones de interacción.

Además, Mollenkopf anticipó que en 2016 más de 80 dispositivos móviles emplearán el procesador Snapdragon 820, clave en el desempeño de la compañía a lo largo del año que inicia. A continuación compartimos cinco claves sobre el futuro de la industria tecnológica de acuerdo con Qualcomm.

La revolución del automóvil

Curioso, pero Qualcomm no centralizó su presentación en hablar de las posibilidades que el procesador Snapdragon 820, disponible en más de 80 dispositivos móviles en 2016, dará a la industria de la telefonía móvil. En cambio, Qualcomm dio preferencia a mostrar cómo es que una versión optimizada del procesador, el Snapdragon 820A y 820Am. De acuerdo con Mollenkopf y representantes de Audi, la integración de procesadores Qualcomm en automóviles permitirá, antes que la conducción 100% autónoma, que los automóviles se conviertan en computadoras tan funcionales como un teléfono inteligente. Por ejemplo, la integración de procesadores en los automóviles permitirá integrar sistemas de navegación más precisos que, mediante una conexión a internet, podrán ofrecer rutas de navegación basándose en reportes de tráfico a través de múltiples pantallas de alta resolución.

Ciudades inteligentes

Si los procesadores comienzan a estar presentes en termostatos, lavadoras, televisiones y prácticamente cualquier aparato electrónico, no hay razón para que las ciudades no se automaticen a través de chips e internet. Mollenkopf anticipa –aunque sin ofrecer fechas estimadas– que los semáforos, por ejemplo, podrán hacer uso de procesadores para determinar flujos de tráfico y así evitar congestionamientos viales. Casas inteligentes A tono con la revolución del internet de las cosas, Qualcomm adelantó que trabaja en Snapdragon 212, un modelo de referencia que permitirá administrar todos los dispositivos electrónicos del hogar en una misma plataforma. El sistema concepto será mostrado por Qualcomm en el marco del CES 2016, pero según adelantó Mollenkopf, la plataforma unificará las conexiones entre todo tipo de electrodomésticos.

Sensores para la salud

La revolución de los wearables o tecnología vestible abrió una nueva frontera para la industria tecnológica. La implementación de todo tipo de sensores en la tecnología vestible ya permite, por ejemplo, que los atletas o deportistas amateur puedan llevar un mejor registro de su actividad física. Sin embargo, Mollenkopf mencionó que nuevas aplicaciones permitirán modernizar el uso de aparatos orientados al control de la salud. En específico, Mollenkopf ejemplificó sobre cómo un inhalador para asmáticos podría administrar la dosis de medicamento adecuado a cada paciente.

Snapdragon 820 como el futuro de la movilidad

El procesador de última generación de Samsung todavía no ha sido desvelado. Sin embargo, Mollenkopf anticipó que este año más de 80 modelos de dispositivos móviles, entre teléfonos celulares y tabletas, harán uso del moderno chip. El primero de estos dispositivos será el Le Max Pro, un teléfono fabricado por leTV, una compañía china conocida en la industria del entretenimiento bajo demanda (streaming). Además de este teléfono desconocido en América, diversos fabricantes incorporarán el Snapdragon 820. Entre los teléfonos que podrían incorporar el vanguardista procesador figura el Galaxy S7 de Samsung y el Xperia Z6 de Sony.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.