La nueva cinta de Star Wars se encamina hacia el mejor estreno de la historia en Estados Unidos y Canadá. Durante la noche del jueves consiguió 57 millones de dólares —en 4.134 pantallas—, superando ampliamente los 43,5 millones establecidos en la noche del estreno de Harry Potter y Las Reliquias de la Muerte (Parte 2) en 2011. 

Esto es sólo para el estreno de la noche de jueves a viernes, donde aficionados de Star Wars de todo el mundo se aglutinaron para ver la película dirigida por J.J. Abrams. Las ventas de entradas también son superiores, y el día completo del estreno, el viernes 18, apunta a más de 100 millones de dólares —sólo en estos dos países—. Superando también al estreno de la octava película de Harry Potter que solamente logró 91 millones de dólares. 


A nivel mundial, los ingresos de la noche del estreno aumentan hasta a 130 millones, estableciendo récords en diferentes países como Reino Unido, Noruega, Suecia y Alemania. — Y parece claro que superará en el primer fin de semana los 200 millones de ingresos, aunque no está claro si superará el récord actual de ingresos en un fin de semana, establecido este año por Jurassic World, o el récord total de taquilla de Avatar (2009) de James Cameron, que quedó en casi 2.800 millones de dólares. 

La última entrega de la saga galáctica aún tiene que esperar para llegar a China. Lo hará el 9 de enero de 2016 debido a un retraso obligatorio establecido por el Ministerio de Cultura chino.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.