Durante los últimos meses han sido muchas las críticas de artistas y grandes discográficas a Spotify por la manera en la que calcula y reparte los royalties digitales. Este problema ha hecho que cantantes como Taylor Swift decidiesen abandonar la plataforma, mientras que otras como Adele hayan optado por no poner su último disco en ningún servicio similar. 

Spotify ha achacado este problema a las dificultades que tienen a la hora de obtener los datos suficientes para calcular unos pagos justos en países como en Estados Unidos. Para solucionar este problema han anunciado que durante los próximos meses van a invertir en los recursos y conocimientos técnicos que les sean necesarios para poder desarrollar un sistema integral de administración de publicaciones.

El problema de la industria musical

Según ha explicado la empresa de streaming en su comunicado, las estructuras de copyright son extremadamente complejas y cambian mucho dependiendo de quién las negocie y el país donde se haga. Según Spotify, esto hace que en muchas ocasiones un disco se publique sin que quede claro quién o quienes tienen que cobrar los beneficios que genere, y eso acaba traduciéndose en retrasos a la hora de pagar. 

Es por eso que hoy han anunciado que se marcan la meta de intentar conseguir solucionar un problema que dicen que afecta a toda la industria musical, aunque todavía no han dado pistas sobre en qué dirección se va a mover su nuevo sistema administrativo para hacerlo. Eso sí, ya han advertido que encontrar una solución justa les va a llevar mucho tiempo y esfuerzo. 

Por lo tanto tendremos que estar atentos durante este próximo 2016 para ver qué decisiones acaba tomando la empresa. Es de suponer que unos de los caballos de batalla sea su modalidad gratuita y los pocos beneficios que esta genera, razón principal por las que muchas discográficas se han estado quejando. ¿Tendrá que ser este el sacrificado para llegar a un acuerdo? La respuesta la iremos teniendo durante el 2016.

Vía | Spotify
 
Imagen | Andrew Mager

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.