Posiblemente sea la noticia del día. El gobierno ruso ha confirmado que uno de sus aviones Su-24 ha sido derribado mientras volaba a más de 6.000 metros de altura. 

Turquía ha confirmado ser responsable de este ataque (ejecutado por jets F-16), alegando que el caza estaba violando el espacio aéreo del país, cerca de la frontera con Siria, y no respondió a las continuas advertencias emitidas por los turcos. 


El Su-24 es un avión biplaza de ataque supersónico desarrollado por la Unión Soviética hace más de 40 años. 




Existen actualmente unas 1.4000 unidades al servicio principalmente de países del este de Europa y su coste es de unos 25 millones de dólares por unidad. Según informa Reuters, en un vídeo emitido por la agencia turca Anadolu ha sido posible ver cómo los dos pilotos del caza salían disparados en paracaídas antes de que el avión acabara estrellándose en suelo sirio.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.