NUEVA YORK (CNNMoney) - A pesar de los rumores que dicen lo contrario, el iPhone 6S no es a prueba de agua.

CNNMoney puso a prueba la resistencia al agua del nuevo iPhone, al dejarlo caer en una jarra de agua durante cinco minutos.

Increíblemente, el iPhone 6S siguió funcionando mientras estaba sumergido. Pero en cuestión de segundos después de haber caído al agua, empezaron a aparecer burbujas de aire en el iPhone, lo que sugería que se estaba acumulando agua adentro del dispositivo. Tras hacer la prueba durante un minuto, el agua empezó a distorsionar el fondo de la pantalla.

El iPhone siguió funcionando durante más o menos diez minutos luego de sacarlo del agua, con algunas dificultades. El teléfono no reproducía música, porque pensaba que habían auriculares conectados, posiblemente porque el puerto de los audífonos estaba lleno de agua. Finalmente, la pantalla se quedó completamente blanca, dejó de funcionar, y luego se apagó de una vez por todas.

Aun así, el hecho de que haya durado tanto tiempo bajo el agua es una hazaña impresionante para un teléfono inteligente. La compañía de seguros de aparatos Protect Your Bubble recientemente sometió al iPhone 5 a una prueba similar, y el teléfono dejó de funcionar tras 10 segundos en un acuario.

Protect Your Bubble también sumergió al iPhone 6S en un acuario, y el teléfono siguió funcionando durante 45 minutos bajo el agua. La compañía de seguros cree que las pruebas con el iPhone 6S habrían brindado resultados distintos debido a la posición del iPhone: el teléfono se encontraba en una posición horizontal en el acuario, y en la jarra de CNNMoney estaba en una posición vertical.

Apple en realidad nunca hizo la afirmación de que el iPhone 6S fuera a prueba de agua.

Antes del lanzamiento del iPhone en septiembre, algunos blogs de tecnología informaron sobre rumores de que el nuevo iPhone sería resistente al agua. A los rumores se les dio cierta validez cuando Apple recibió este año una patente para hacer que los "componentes electrónicos dentro de un dispositivo informático" fueran resistentes al agua.

Un desmontaje de iFixit del iPhone 6S pareció confirmar que el iPhone 6S había sido construido para ser a prueba de agua. Anillos de goma fueron colocados alrededor de todos los puertos del iPhone, lo que ayuda a impedir que el agua entre.

Eso probablemente podría ayudar a que el iPhone 6S sobreviva a una caída rápida y accidental en el baño. Pero si tu teléfono termina en el océano, probablemente puedes despedirte de él.

CNNMoney también probó el nuevo iPhone en términos de la resistencia a los rayones y a las caídas. Al iPhone 6S le fue bastante bien en ambas pruebas.

La pantalla sobrevivió a una serie de rayones y golpes en las teclas. También sobrevivió a tres caídas desde una altura de 1,2 metros por una escalera de concreto... con algunas abolladuras y marcas evidentes.

Anteriormente este mes, Motorola presentó el Droid Turbo 2, con la primera pantalla de teléfonos inteligentes inastillable del mundo.

Con la resistencia al agua, la resistencia a los rayones y la tecnología inastillable del mundo, nuestros teléfonos se están volviendo más a prueba de descuidos que en años recientes.

Fuente | CNN EN ESPAÑOL

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.