Samsung Exynos 8, la nueva bestia para el Galaxy S7 que combina procesador y módem


Qué prisas por saber algo sobre el Samsung Galaxy S7, estamos disfrutando un modelo actual repleto de novedades y con mucha vida por delante, y ya se habla demasiado de su sucesor. Es ley de vida en esto de los dispositivos móviles, y en el caso de Samsung, que los pare con facilidad, la situación se precipita.

La razón por la que hablamos del nuevo Galaxy S tiene que ver con la presentación oficial de un nuevo chipset Exynos, llamado a ser el corazón de ese teléfono, o de un nuevo Note. En definitiva, el nuevo Samsung Exynos 8 Octa 8890 solo tiene cabida en un teléfono de gama alta muy moderno, así que como se dice por aquí: blanco y en botella.

El último miembro de la familia Exynos llega para decirle a Qualcomm que no tiene miedo de su Snapdragon 820, y que como en temporadas anteriores, no les va a hacer falta depender de ellos para montar su gama alta. No les hará falta el hardware de Qualcomm en lo que respecta a tecnología, pero en cuanto a producción, nunca se sabe, lo mismo vuelven a ser amigos la próxima temporada.

Samsung se atreve a diseñar algunos núcleos de su nuevo chipset, ¿a la altura de Qualcomm Kryo?

En resumidas cuentas nos encontramos con un procesador de 64 bits construido con la última tecnología de fabricación de la casa, es decir 14nm FinFET. Otro punto a destacar es que el diseño de cuatro de los ocho núcleos es propio, basados en ARMv8. 
 
Según Samsung, sus nuevos núcleos son un 30% más potentes que los empleados en los Exynos 7 Octa, además de ser un 10% menos tragones. La parte gráfica la pone una GPU ARM Mali-T880, que comparte con el prometedor Kirin 950 de Huawei.

La configuración es la siguiente: cuatro núcleos de bajo consumo con diseño ARM Cortex-A53, y otros cuatro creados para la ocasión, en un primer paso de Samsung en crear desde cero, por lo que estamos deseando ver el rendimiento con respecto a la competencia. La arquitectura de los ocho núcleos es big.LITTLE, y su forma de funcionar, HMP, o lo que es lo mismo, pueden funcionar de forma independiente.

Lo último en conectividad


No menos importante es conocer que el chipset cuenta con un modem integrado de última generación, capaz de conectar con redes LTE en Cat 12/13. Las velocidades máximas descritas para esta tecnología son de 600Mbps en descarga (Cat 12) y de 150Mbps en subidas (Cat 13).


¿Cuándo será una realidad? La producción del chipset comenzará a finales de 2015, así que podemos esperar un cacharro que lo use a comienzos de año. A mi me huele a Samsung Galaxy S7, que tiene toda la pinta de salir al mercado antes de lo esperado. Algunos ya ponen fecha: 21 de febrero.

Más información | Samsung

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.