Facebook quiere ser mucho más que una red social. El director técnico de la empresa de Menlo Park, Mike Schoepfer, ha participado en la Cumbre de la Web en Dublín y su ponencia, publicada en Business Insider, se ha convertido una auténtica declaración de intenciones.

Schroepfer mira más allá de lo imaginable. Ha declarado que para 2025 le gustaría haber construido "con eficacia un teletransportador". Profundizando en sus palabras, ha explicado que "Facebook quiere construir un dispositivo que le permita estar en cualquier parte, con cualquier persona, independientemente de las fronteras geográficas". Pero, ¿hablaba realmente de un teletransportador de materia como los que vemos en las películas o lo decía en sentido figurado? 

Eso de "teletranspórtame Scotty" todavía está lejos. La compañía de Zuckerberg ha pensado en un teletransporte de ciencia ficción, pero no como en Star Trek. Más bien se encamina a lograr este objetivo gracias a la realidad virtual (VR) con las gafas Oculus Rift.

Lo que Schoepfer quiere conseguir incluye algo muy similar a lo que ocurre en la película Origen de Christopher Nolan, pero no en el interior de un sueño, sino en plena consciencia, totalmente despiertos. En el mundo que imagina el director técnico de Facebook las gafas VR puedan engañar a los sentidos y ofrecer al usuario una inmersión real en el universo virtual, dándole la capacidad de construir su mundo en tiempo real.

Para lograrlo, la compañía opina que sólo hay que cerrar tres brechas: que podamos vernos a nosotros mismos y a otras personas mientras tenemos las gafas puestas, imitar el entorno real y dejar que la gente cree sus propios mundos.

Para llegar a este nivel virtual, Oculus Touch, que Facebook planea lanzar en el segundo trimestre del próximo año, permitirá que el sistema de realidad virtual detecte los movimientos del usuario y pueda interactuar con objetos del mundo virtual del mismo modo que en el mundo real. Es decir, podremos sentir su tacto y ver cómo lo manejamos con nuestras manos. Además, la compañía está trabajando en un sensor que permitirá que el nuestro álter ego virtual exprese las mismas emociones que estamos sintiendo. Igual que en la película de los seres azules de Pandora. Sí, como en Avatar. Aunque no exactamente. Será un mundo ficticio y no un mundo alienígena, más como en Matrix. Aunque, quién sabe... los caminos de Facebook son inescrutables.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.