Así son los alucinantes Microtugs, minirrobots forzudos capaces de arrastrar 2.000 veces su propio peso


La mayoría de especies de hormigas son capaces de levantar cincuenta veces su peso, por eso convertirse en Ant-man no es tan mala idea. Sin embargo, hay microrobots que desbancan a la mayoría de las hormigas, pues logran levantar miles de veces su peso. Y con un ejército de estos diminutos robots podríamos llegar a realizar toda clase de tareas, desde limpiar la casa hasta mover cualquier objeto de sitio.

Es lo que sostiene David Christensen, investigador de la Universidad de Stanford y especialista en la aplicación de microrobots para lograr fuerza bruta, en el  vídeo.
Hemos desarrollado una serie de pequeños robots microremolcadores de un centímetro y medio y 12 gramos de peso capaces de mover dos mil veces su peso.

Más que fuerte

El modelo denominado µTug de 12 gramos puede cargar 2000 veces su propio peso. "En comparación, sería algo similar a un humano que puede arrastrar a una ballena azul", Christensen

El trabajo de Christensen se centra en dos grandes variantes de robots llamados MicroTugs: un robot de escalada de 9 gramos que puede subir un objeto con 10 newtons de carga, y un robot de 12 gramos que puede tirar de un objeto con 40 newtons de fuerza sobre una superficie horizontal.

O usando una analogía más clarificadora: robots de 9 gramos capaces de levantar por una pared de cristal un objeto de 1 kg a su espalda, el equivalente a que un humano escalara un rascacielos cargando con un elefante. 

Por su parte, el modelo denominado µTug de 12 gramos puede cargar 2000 veces su propio peso. "En comparación, sería algo similar a un humano que puede arrastrar a una ballena azul", señala David Christensen. Es decir, que si este robot tuviera el tamaño de un ser humano, el equivalente sería arrastrar el animal más grande de todos los tiempos, con 120 toneladas de masa (mucho más que cualquier dinosaurio conocido).


Aún más sorprendente, aunque las cifras relativas sean más reducidas, es el ejemplo de un microrobot de solo 20 miligramos (casi invisible para la vista): sería capaz de levantar hasta 500 miligramos, es decir, la masa de un clip de oficina

Pero ¿cómo pueden ser tan fuertes unos robots tan minúsculos?

La naturaleza vino antes, nosotros la mejoramos

68132694811916 Tifo5vyspdyyljw88wsp Height640

La tecnología desarrollada por Christensen se inspira en las patas adhesivas de los geckos, cuya estructura se puede reproducir a nivel nanoscópico. La respuesta, como diría Arquímedes, está en la firmeza del punto de apoyo: el pegamento cubre a unos pequeños picos de caucho que se agarran firmemente en la pared mientras el robot está escalando
 
Cuando se aplica mayor presión, los picos de goma se doblan, incrementando su área de superficie y, en consecuencia, su adhesividad. Cuando el robot retrae su “pie”, los picos vuelven a su forma original otra vez, permitiendo una fácil separación.

Simpleschematic

 

Gracias a este diseño, y a los materiales resistentes con los que están fabricados, los microrobots pueden adherirse con fuerza a las superficies y arrastrar un peso muy superior al propio, empleando para ello unos pequeños motores que recogen cable y que pueden arrastrar casi cualquier objeto.

Los robots también se mueven con un estilo inspirado en la naturaleza: como un gusano, una almohadilla desliza al robot hacia adelante mientras otra permanece estática soportando la carga pesada. 

Christensen está convencido de que esta tecnología podrá ser útil en el transporte de objetos pesados en fábricas o en el ámbito de la construcción, y que también podrían ser cruciales en caso de emergencias: por ejemplo, se podría llevar una escalera de soga hasta una persona atrapada en un piso alto en un edificio en llamas, sin arriesgar la vida de los bomberos.

Simpleschematic2

David Christensen

David Christensen

Investigador, Universidad de Stanford

Presentado por
Vodafone One

Fuente: El Futuro Es One

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.