La empresa presenta en San Pablo aplicaciones de IoT en el entorno urbano, buscando mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y reducir los costos de la administración pública.

 
Una pequeña Smart City totalmente conectada es una de las principales demostraciones de PromonLogicalis en el evento. El concepto de Ciudad Inteligente presentado por la empresa demuestra cómo un entorno urbano más funcional para los ciudadanos optimiza y ahorra los recursos del gobierno. De esta manera, los servicios ofrecidos a los usuarios son mejores y su administración es más eficiente. 

Basada en el concepto de Internet de las Cosas, su Smart City integra diferentes tipos de sensores capaces de monitorear la calidad del ambiente, midiendo niveles de contaminación, polvo, humedad, ruido, temperatura y luminosidad. También tendrá basureros y alcantarillas inteligentes,  que avisan el límite de capacidad y la necesidad de limpieza, generando una reducción de costos para el gobierno y evitando el riesgo de inundaciones. 

La iluminación pública de la “ciudad” también es más eficiente. Equipada con sensores de presencia, detecta que una persona se está acercando y alerta para la necesidad de mantenimiento. Otra demostración que compone la ciudad ficticia es el estacionamiento inteligente, que, a través de una aplicación, indica en tiempo real la plaza más próxima para un destino específico. 

La mini Smart City de PromonLogicalis también cuenta con la demostración de un sensor de ruido con Analytics, capaz de identificar la ocurrencia de un accidente de tránsito, un tiro o una explosión a través del sonido emitido. Por causa del enfoque en la seguridad pública, la ciudad contará con cámaras de vigilancia integradas a una solución de Video Analytics. 

Los usuarios pueden vivir la experiencia de ver una parada de autobús conectada, que informa las líneas de transporte público necesarias para llegar a destino y el tiempo de llegada del próximo ómnibus, gracias a una pantalla interactiva, además de ofrecerle conexión wi-fi gratis a los usuarios. 

Durante la demostración, el visitante puede interactuar con el gobierno a través de una “aplicación del ciudadano”, en la cual puede informar problemas relacionados a la iluminación pública, saneamiento o carriles de bicicletas, por ejemplo. 

Todas las demostraciones son soportadas por la plataforma de Internet de las Cosas desarrollada por PromonLogicalis basada en estándares abiertos, que tiene el objetivo de posibilitar proyectos de IoT combinando capacidad de computación, almacenamiento, Analytics y reglas de negocios. Además, la plataforma es interoperable con todos los sensores del mercado.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.