Microlattice es un material desarrollado por el gigante aeronaútico Boeing, que presume de ser “el más ligero del mundo” y pretende revolucionar el sector de los materiales para aviones o automóviles, reduciendo el peso y el consumo de combustible, alargando con ello la autonomía.

Microlattice es una estructura polimérica 3D abierta a nivel celular realizada con pequeños tubos metálicos huecos y que comparan con un hueso humano, ligero y al mismo tiempo resistente.

“El truco consiste en fabricar un entramado de tubos huecos interconectados con un espesor 1.000 veces más finos que un cabello humano”, explicaron de este metal cuya ligereza se explica porque el 99,99 por ciento del total del compuesto es aire.

Otro ejemplo de las funciones potenciales de Microlattice es su resistencia. En una de las pruebas prácticas, se envolvió un huevo con este metal y se lanzó desde el piso 25 de un rascacielos. El material fue capaz de absorber la fuerza del impacto y mantener el huevo intacto.

Se espera que la investigación tenga resultados prácticos en un montón de aplicaciones. El futuro de los materiales ultraligeros se muestra prometedor con los aerogeles y espumas metálicas y hasta con sustancias capaces de autorrepararse que hasta ahora solo hemos visto en la ciencia ficción.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.