En marzo de 2008 una denuncia interpuesta por un profesor de Botánica estadounidense trató de impedir la puesta en marcha del Gran Colisionador de Hadrones del CERN. Afirmaba que la aceleración de las partículas causaría un agujero negro, llevaría a un estado de vacío cuántico e incluso podría disparar la creación de materia exótica supermasiva. O, expresándolo más directamente, provocar el fin del mundo. Los jueces no se tomaron muy en serio la denuncia, por lo que los amantes de las teorías apocalípticas tuvieron que seguir buscando otros argumentos en antiguos textos y remotos meteoritos. 

Pero hubo alguien a quien lo de la materia exótica sirvió de inspiración. John Hanke, desarrollador de juegos de Niantic Labs (startup impulsada por Google), utilizó a los científicos del CERN y a ese hipotético estado de la materia como parte del argumento de un videojuego para móviles que cuenta con millones de seguidores. 

Ingress, presentado en 2012,propone al jugador unirse a uno de los dos bandos en continuo conflicto  la Resistencia que busca controlar la materia para que no se utilice de maneras incorrectas y los Iluminados, los cuales quieren utilizar la materia para llevar a la humanidad a un nuevo nivel de evolución. Gracias a la geolocalización de nuestro iPhone podremos ir capturando puntos de "materia exótica" por nuestra ciudad, lo único que tendremos que hacer es ir hasta allí andando y capturarlo de las maneras que el juego nos lo permita.

Parece una idea sencilla pero a medida que avanzas en el juego ves cómo se complica, apareciendo batallas entre los dos bandos, estrategias para mantener los puntos e incluso quedadas entre "agentes" para asegurar un punto clave en la ciudad. Ingress tiene una gran comunidad enganchada al juego, convirtiéndolo así en una gran experiencia que puede acabar siendo una obsesión importante si somos de los que nos enganchamos fácilmente a cualquier cosa. 


Uno de los que mejor conoce Ingress es Archit Bhargava, responsable de marketing del juego y apasionado defensor de la realidad aumentada como elemento indispensable del ocio digital. Bhargava apunta que la creación de Niantic Labs rompe con muchos de los estereotipos de los jugadores: en primer lugar porque les incita a salir de casa y en segundo porque Ingress es un juego colaborativo y social. Esto, unido al geoposicionamiento, lo convierte en una excelente herramienta turística para conocer nuevas ciudades. El futuro de los videojuegos pasa por el valor que puede aportar el storytelling, uno de esos términos que adoran los directores de marketing y que hace referencia a algo inherente al ser humano: su capacidad para contar historias. Y Niantic Labs sabe hacerlo, como demuestra que Nintendo los haya elegido para que próximamente millones de frikis puedan cumplir su sueño: cazar pokemons en el mundo real.

Podríamos pasarnos horas hablando de Ingress y lo interesante que es como juego y también como experimento social, pero lo mejor es que lo descarguéis y lo probéis

Archit Bhargava

Archit Bhargava

Director de Marketing Global para Niantic Inc.

Presentado por
Vodafone One

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.