Descubre cómo el Internet de las Cosas convertirá tu casa en un hogar conectado, capaz de administrarse de manera mucho más flexible, dinámica, a distancia y en tiempo real.



Los avances tecnológicos avanzan a un ritmo que generalmente suele sorprendernos y entusiasmarnos por verlos rápidamente incorporados en nuestra vida cotidiana. En esa línea, luego de la revolución de los smartphones, todo indica que el próximo paso en la era tecnológica será el Internet de las Cosas, lo que también se conoce como la sociedad conectada.

Con esa premisa, Ericsson elaboró un informe basado en encuestas a lo largo de todo el mundo que buscaba analizar las actitudes hacia el hogar conectado, donde los artefactos y servicios en el hogar se ven potenciados por la conectividad a Internet y logran interactuar unos con otros sin la necesidad permanente de intervención humana (Ver video).

Una de las grandes revelaciones del estudio fue que Chile (único representante latinoamericano)  posee uno de los niveles más altos de interés por el hogar conectado (65%), que lo coloca por encima de la media global, que es de un 47%, y también por sobre el 45% de España y el 39% de Estados Unidos. El ejercicio recogió 5.000 respuestas, de los países antes mencionados, así también como Rusia y Suecia.

Al realizar el estudio cuantitativo, se descubrió que los principales motivos para la adopción y el uso de servicios conectados son el control, la seguridad, el interés en nuevas tecnologías y la habilidad para hacer que la vida sea más fácil. Los encuestados dijeron que una casa conectada les haría más fácil la vida. Sería más fácil organizar sus vidas y ahorrar tiempo realizando las labores del hogar de una manera más eficiente y automatizada; por ejemplo, controlando todo (desde los artefactos de la casa hasta las cerraduras) con un solo dispositivo desde cualquier lugar.

Por eso, ante las favorables perspectivas que ofrece esta tendencia, te contamos los ocho aspectos de tu hogar que más cambiarán y se beneficiarán con las nuevas tecnologías.

1. Seguridad en la casa: Cámaras de seguridad para la casa que estén integradas a un sistema robusto de control y gestión a través de dispositivos móviles y aplicaciones multiplataformas. Cerrar y abrir las puertas de manera remota será cosa de todos los días.


2. Energía y servicios: En unos años más esperamos que la supervisión y gestión del consumo de energía sea integrado en los hogares. Esto permitirá, por ejemplo, manejar la iluminación, termostatos y medidores inteligentes desde smartphones, tablets o el PC.


3. Gestión de las labores en el hogar: Mejorará el uso del tiempo gracias a refrigeradores y lavadoras siempre conectados que se pueden consultar y activar a control remoto desde los móviles. El aire acondicionado, lavadoras de platos que se puedan programar automáticamente; equipos que alertan la necesidad de mantenimiento u optimización del listado de compras (refrigerador) con sensores inteligentes.


4. Entretenimiento: Siendo uno de los que capta el principal interés de los consumidores, se podrá acceder a todos los contenidos desde cualquier parte de la casa, transmitir videos al exterior y dispositivos en tiempo real. Esto incluye los smart TVs, equipos interactivos (Apple TV, Roku, Google TV), consolas y videojuegos en tiempo real y todo tipo de dispositivos portables.


5. Salud y bienestar: Gracias a los wearables, ya puedes rastrear tu salud y monitorear gran cantidad de niveles físicos. Lo que esperamos próximamente es integrar todos los dispositivos que recogen estos datos de manera más simple y coordinarlos en tiempo real con los servicios médicos.


6. Socializar: Es quizás una de las más avanzadas hasta ahora; usar apps y dispositivos para comunicarse e interactuar permanentemente será aún más fácil, integrado y más cercano (videos, telepresencia, hologramas).


7. Organización: Agendas compartidas y sistemas de notificación familiar que estarán conectadas con dispositivos personales y comunes del hogar. Los calendarios y las distintas aplicaciones online podrán incorporarse al sistema de organización de la casa y mamá ya no tendrá que recordarles a cada momento de todas las labores, mandados o reuniones.


8. La compra de alimentos y mercaderías: Salir a comprar algún tipo de producto debiese ser una práctica cada vez más inusual. Esto, porque los aparatos conectados, la mayoría de los que estén en el hogar, podrán enviar directamente opciones de compra o vitrineo al instante. Esto será inteligente, pues tu hogar te avisará cada vez que falten o necesites cosas con alertas a tu celular.


Latinoamérica y la llegada del hogar inteligente


La directora de ConsumerLab de Ericsson para Latinoamérica, Diana Moya, comentó a AETecno que, si bien el estudio se basó en Chile como representante de la región, es bastante representativo, pues “hablamos de intereses y necesidades, en los cuales el latinoamericano es muy optimista, está interesado en los nuevos productos y quiere estar a la vanguardia. La adopción, después dependerá de los precios, pero a nivel de interés y necesidades, Latinoamérica está bastante interesado en conectividad y tecnología”.

Un ejemplo de esto es el aspecto de la seguridad, un tema que a nivel de necesidades es transversal en la región, suscitó gran atención en el estudio como uno de los factores que impulsarían el hogar conectado, y será clave para mejorar la calidad de vida, además, a juicio de Diana Moya, por desarollo de industria es uno de los más avanzados con un amplio portafolios de productos que ya son ofrecidos”.

Finalmente, en cuanto a las proyecciones para ver implementada estas tecnologías, la ejecutiva de Ericsson destacó que “a nivel global deberíamos estar viendo desarrollos importantes en cinco años, en países como Estados Unidos, España, Suecia o Japón. Además, se tratará de una evolución, un proceso en el cual entrarán unas cosas antes que otras, pero que estará vinculado a los modelos de negocio de nuestras economías”.


Ver reporte completo aquí.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.