Imagen de la sesión de apertura de IBM Insight 2015. / IBM

Con inteligencia artificial y aprendizaje de máquinas, entre otras tecnologías, la compañía aspira a leer e interpretar los datos que genera cualquier acto de la vida diaria

 
Como otros grandes nombres en el mundo de la tecnología, IBM lleva un tiempo redefiniéndose. Como otros grandes nombres en el mundo de la tecnología, la empresa pasó de ser un productor de dispositivos a un creador de servicios. 

Este es un camino conocido para otras firmas que han encontrado en la nube un nicho de negocios para ofrecer productos para empresas que necesitan desde almacenamiento en línea hasta análisis de datos en vastas cantidades (algo que usualmente se conoce con términos como hosting, analítica y big data). La visión de IBM en este campo, lo que espera que la diferencie de la competencia, es la puesta en marcha de una estrategia que incluye una alta dosis de inteligencia artificial,aprendizaje de máquinas, reconocimiento de lenguaje y otro tipo de tecnologías que, para muchos, pueden sonar a ciencia ficción. 

La idea de la compañía es vender conocimiento a través de Watson, un sistema que, además de ganar Jeopardy en 2011, está pensado como una plataforma de aprendizaje que, tomando vastas cantidades de datos, puede calcular, inferir, sugerir, recomendar. Todos términos muy humanos, pero que en este contexto viven en las entrañas de un ecosistema de tecnologías que le apuntan a que los negocios pasen de ser solamente digitales a cognitivos. 

Este término es uno de los más usados durante el IBM Insight, uno de los eventos anuales más grandes de la compañía y que este lunes abrió sus puertas en Las Vegas. Con 14.000 asistentes, entre clientes, analistas y medios, la conferencia es, por derecho propio, un asunto masivo y quizá algo apabullante. 

Por cierto, ¿cómo se ve un negocio cognitivo, qué es eso? Es algo comoWine4.me, una aplicación desarrollada por Vine Sleuth que se especializa en recomendar vinos de acuerdo a los gustos y las preferencias del comprador. La sugerencia la hace Watson basándose en la información proveída por los clientes y la interacción con el sistema se realiza en inglés simple. O sea, no hay que proveer comandos o ajustarse a una interfaz diseñada, sino hay que hablarle a Watson: quiero un vino con un poco más de sabor a frutas, ácido, más dulce… El sistema provee su mejor sugerencia para el cliente, pero no basándose exclusivamente en los parámetros de un crítico. “Para un crítico, con un paladar elaborado y sesgado incluso, un vino sabe diferente que para uno de los millones de personas que tienen un interés en los vinos, pero no un conocimiento especializado. Nuestra aplicación se basa en lo que va aprendiendo del cliente y recomienda basándose en esto; Watson es fundamental en este desarrollo, pues nos da la capacidad para analizar los datos y sugerirle al usuario”. 

Las palabras son de Amy Gross, CEO y fundadora de Vine Sleuth, una de las compañías elegidas por IBM para su sesión inaugural de Insight como ejemplo de lo que significa una empresa cognitiva. 

Además de esta empresa, IBM habló de nuevo este lunes acerca de la expansión de sus alianzas con Twitter y Weather Company (dueños de The Weather Channel), mediante las cuales estas marcas utilizan Watson y sus capacidades de analítica para ofrecer una especie de conocimiento que emerge de la acumulación de vastas cantidades de datos: cuándo es el mejor momento para invertir en mercadeo de un producto basándose en tweets de los usuarios (una herramienta utilizada por Coca Cola, por ejemplo) o cómo afecta el clima las decisiones de compra de los consumidores, según David Kenny, CEO de The Weather Company. 

Debajo de todo el show y las presentaciones y los talleres y las conferencias, lo que hay es una intención de trabajar con toda la información posible para monetizar su análisis en beneficio de prácticamente cualquier empresa. 

“Con la revolución industrial experimentamos el incremento de la producción y el de los negocios con la introducción de la era del computador. Ahora vamos en el crecimiento a escala del conocimiento”, según la visión que tiene Mike Rhodin, vicepresidente de Watson y Watson Health de IBM. ¿Qué significa esto? “Sólo este año vamos a tener 700 mil documentos de referencia para los médicos.

¿Cuántos de ellos podrán leer completamente la nueva literatura sobre sus especialidades? Necesitan ayuda y lo saben. Los sistemas deben ser nuevas herramientas para capturar y hacer crecer a escala el alcance del conocimiento. Apenas estamos empezando esta revolución, pero creo se va a demorar un tiempo. Al menos un tercio de nuestro personal de investigación está trabajando en tecnologías de inteligencia artificial”. 

El futuro de la tecnología que IBM ve es uno que yace más allá de los dispositivos: el futuro son los datos y cómo éstos logran ser aprovechados para beneficio de los usuarios y, claro, para crear nuevas oportunidades de negocios para quienes sepan cómo aprovechar la vasta cantidad de información que produce la vida digital de prácticamente todos.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.