John Reichental, CIO de la transformación digital de Palo Alto, la cuna de las grandes empresas tecnológicas del mundo nos explica como el transporte, residuos, energía y sostenibilidad de las ciudades actuales requieren de ingentes cantidades de datos y una transmisión fluida de los mismos para resolverlos.

En la era de la transformación digital en la que nos encontramos todo debe evolucionar, no solo los ordenadores, smartphones o televisores, sino cualquier tipo de objeto, e incluso ciudades enteras.

Con esa premisa se idearon los proyectos para reinventar cualquier aspecto de cómo se plantean las ciudades actualmente. El concepto de de smart cities, o ciudades inteligentes, son la apuesta de la industria tecnológica. Estas urbes conectadas en bandas de gigabits serán la plataforma para el Internet de las Cosas.

John Reichental, CIO de la transformación digital de Palo Alto, la cuna de las grandes empresas tecnológicas del mundo nos explica como el transporte, residuos, energía y sostenibilidad de las ciudades actuales requieren de ingentes cantidades de datos y una transmisión fluida de los mismos para resolverlos, y hacer el sistema mucho más inteligente.

l invitado de esta semana entra en detalle en apartados como el del transporte. En las ciudades inteligentes las señales de tráfico tendrán conciencia de los vehículos que les rodean gracias a cualquier tipo de sensor o cámara. Nuestro vehículo enviará información directamente a la señal y nos dejará pasar inmediatamente si es seguro.

Otro de los aspectos importantes es el energético, en una industria en constante evolución la propuesta del invitado pasa por gamificar la manera en la que usamos la energía, empezando a conectar casas a una red eléctrica inteligente para que nuestro consumo sea recopilado. Gracias a ello podremos comparar nuestro uso energético con el de nuestros vecinos, lo que condicionará nuestro comportamiento.

Jonathan Reichental

Jonathan Reichental

Director Informático de Palo Alto, California
Presentado por
Vodafone One

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.