Michael Dell protagoniza con sus socios la mayor operación en el sector tecnológico para fortalecerse en la "nube"




El fabricante de ordenadores personales Dell formaliza la oferta por la compañía de gestión y almacenamiento de datos EMC, en una operación valorada en 67.000 millones de dólares (59.300 millones de euros). Es la mayor adquisición anunciada hasta la fecha en el sector tecnológico. La sociedad fundada por Michael Dell hace este desembolso para llevar el negocio de la compañía más allá del PC y fortalecerse en la “nube” como su rival Hewlett-Packard.

La compra se anuncia dos años después de que Dell abandonara el Nasdaq para poder reestructurarse sin la presión de los inversores y buscar nuevas vías para diversificarse y poder crecer. Para ello, Michael Dell tuvo que hacer piña con el fondo de inversión Silver Lake y con Microsoft para imponerse en la batalla que durante siete meses libró con los accionistas, entre los que estaba el inversor multimillonario Carl Icahn. 

Como a otros dinosaurios del sector tecnológico, la irrupción de los dispositivos móviles y la consiguiente caída en las ventas de ordenadores personales llevó a Dell a replantearse su estrategia. IBM fue la primera en reaccionar vendiendo ese negocio a Lenovo para concentrarse en el potencial creciente de la gestión de datos. HP partirá el próximo 2 de noviembre la compañía para separar las operaciones de productos al consumidor de los servicios para empresas.

Michael Dell, que lidera la adquisición con MSD Partners y Silver Lake como socios, explica que la compra de EMC permitirá unir “tecnología complementarias”. La operación, como en el caso de IBM y de HP, busca responder a las necesidades de sus grandes clientes corporativos en la nueva era digital. VMware, recién adquirida por EMC, seguirá cotizando como una compañía independiente.

Los accionistas de EMC recibirán 33,15 dólares por título en efectivo y acciones. A este precio, Dell está pagando el doble de lo que se desembolsó en la operación que llevó a la integración de HP y Compaq. También supera la oferta de 37.000 millones de Avago por Broadcom. La fusión de AOL y Time Warner fue mayor, pero aquella unión trascendió el sector tecnológico pese a protagonizar la burbuja de las puntocom.

La compra de EMC por parte de Dell se anticipa desde la semana pasada. Pero el precio final es netamente superior a los 50.000 millones en que se valoraba días atrás, porque incluye una prima por VMware. Las dos compañías suman fuerzas porque necesitan ganar escala para ser competitivas en un mercado donde los nuevos actores en la gestión de datos, como Amazon y Google, marcan el paso. La fusión se prevé compleja y costosa.

EMC lleva, de hecho, varios meses explorando diferentes alternativas para hacer frente a la competencia de programas gratuitos para la gestión de servidores como Hadoop o de rivales como Pure Storage, que acaba de estrenarse en el parqué. El pasado verano anunció un recorte de 850 millones en el gasto, seis meses después de que Joe Tucci anunciara que estaba buscando un sustituto para poder jubilarse. Con la compra por parte de Dell, esa parte queda resuelta.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.