"Si vives cada día de tu vida como si fuera el último, algún día realmente tendrás razón", este fue uno de los proverbios chinos que más identificó a Steve Jobs, el cofundador y presidente ejecutivo de Apple Inc, quien falleció el 5 de octubre de 2011.

"Steve Jobs era un personaje maravillosamente ambiguo", destacó Fred Turner, profesor del departamento de comunicación de la universidad de Stanford.

Jobs, quien fundó Apple en el garaje de su casa, sufrió de dislexia (dificultad para entender textos escritos), sin embargo, esto no fue impedimento para que sacara adelante una de las empresas tecnológicas más rentables del mundo.



Pese a que presentó su renuncia como CEO de Apple dos meses antes de su deceso, el empresario y magnate de los negocios trabajó para la compañía hasta el día antes de su muerte. 

Se estima que al momento de su fallecimiento la fortuna de Jobs se valoraba en 8.300 millones de dólares y ocupaba la posición 110 en el listado de grandes fortunas de la reconocida revista Forbes.

Además la revista Fortune lo nombró en 2007 como la persona más poderosa del mundo de los negocios y en 2009 como el 'Empresario de la Década'.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.