'Smartwatches' (relojes inteligentes) y ordenadores copan el interés este año en el salón electrónico IFA en Berlín,  con nuevos diseños para los primeros y nuevas funciones para los segundos.

El IFA, abierto al público del 4 al 9 de septiembre, espera acoger a más de 240.000 visitantes, lo que lo convierte de hecho en el mayor salón mundial de tecnologías para el gran público, por delante del CES de Los Angeles, según su director Jens Heithecker. 

Este año los relojes inteligentes se imponen como "la tendencia más interesante" del salón berlinés, augura Ian Fogg, analista del gabinete IHS.
 
"Muchos fabricantes entran en su segundo o tercer año de produción de 'smartwatches'. Es sorprendente (...) ver cómo han tenido en cuenta sus diseños para que sus productos sean más atractivos a ojos de los consumidores", explica el analista.

Este otoño boreal, los 'smartwatches' parecen optar por la redondez, pues los fabricantes han dejado de lado la pantalla rectangular para recuperar las formas tradicionales de la relojería.

Samsung, pionero de los relojes inteligentes, presenta el jueves un Gear S2 con pantalla circular, igual que los de LG y Motorola, que hicieron también esta elección. E incluso el chino Huawei ha redondeado los ángulos de su futuro reloj, y espera que este primer modelo sea aceptado en joyerías y tiendas de deporte.

¿Y los ordenadores?

"También habrá avances del lado de los ordenadores y de Windows 10", asegura Annette Zimmermann, analista del gabinete Gartner.

Microsoft acaba de lanzar su nuevo sistema de explotación que permitirá al usuario dirigir su ordenador tanto con un ratón como tocando la pantalla con la punta de los dedos.

"El mercado del PC está este año en retroceso y (los fabricantes) necesitan algo para darle nuevo impulso"  explica Zimmermann.

Los televisores también intentan aportar sus novedades: el formato de alta definición 4K tiene dificultades para imponerse pero contará con el apoyo de la llegada de los primeros lectores compatibles Blu-Ray Ultra HD.

"El salón IFA otorga una gran importancia al impulso del mercado" de la electrónica para gran público, afirma Hans-Joachim Kamp, de la federación alemana del sector GFU.

Los 'smartphones' son en cambio el pariente pobre del IFA. Berlin "se había convertido en un gran salón para los móviles en los últimos años" recuerda Fogg. Pero debido a una "anomalía en el 'timing' este año en los lanzamientos habrá probablemente menos productos destacados" en este categoría, asegura.

El coreano Samsung ya presentó en agosto sus dos nuevos smartphones de gran pantalla de la gama Galaxy Note. Y el estadounidense Motorola ya había hecho lo propio a fines de julio al lanzar un smartphone de baja gama y dos nuevos modelos premium.

Colaboración AFP

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.