La mayor superluna, o máxima aproximación a la Tierra, de este año se ha seguido con expectación en todo el mundo. De Brasil a Argelia pasando por Alemania, el fenómeno ha coincidido con un eclipse lunar, hecho que no volverá a suceder hasta 2033. El eclipse se ha producido con la Luna un catorce por ciento más grande en apariencia y un treinta por ciento más brillante y ha sido visible desde Europa Occidental, América del Sur y la costa este de Norteamérica, con el máximo de visibilidad centrado en el Océano Atlántico.

Fuente: El Pais Tecnología

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.