Expertos del sector de la automoción vaticinan que un coche eléctrico comercializado por el fabricante del iPhone será un «fracaso»


Hablar de coches, actualmente, es algo peliagudo. Mientras se acelera la llegada de internet a todos los aparatos electrónicos, empresas tecnológicas buscan abrirse camino en un sector, la automoción, dominada actualmente por firmas europeas, americanas y japonesas de larga tradición. La posibilidad de un modelo fabricado por Apple podría traer consecuencias a la industria, aunque expertos del sector auguran un fracaso comercial.

La filtración que viene a constatar la existencia de un proyecto llamado Titan bajo la tutela de Apple, que se dedicará a la fabricación y comercialización de coches eléctricos a partir de 2019, ha reabierto el debate acerca de si estas empresas, cuya especialización es la tecnología de consumo, tienen posibilidad de hacer frente a las grandes firmas del sector. 

Expertos de la industria de la automoción han vuelto a mostrar su escepticismo acerca de los planes de Apple de acceder al competitivo mercado de los coches. Bob Lutz, ex ejecutivo de General Motors y BMW, ha vaticinado que el proyecto de la empresa con sede en Cupertino (California) supondrá un «despilfarro de dinero». 

Durante una entrevista en la cadena CNBC, Lutz aseguró que no cree que Apple esté haciendo lo correo al entrar en el mercado de los coches eléctricos, una categoría que intenta abrirse paso ante los vehículos que requieren de derivados del petróleo para circular. «Si yo fuera un accionista estaría muy molesto porque están actualmente involucrados en un negocio de alto margen y el negocio del automóvil, en el mejor de los casos, es un negocio de escaso margen. No hay una sola empresa en el mundo que, hasta la fecha, haya generado un centavo con los coches eléctricos. Por lo general, se pierde dinero y la única razón por la que se están produciendo es porque son necesarios para cumplir con las regulaciones de combustible de Europa. No hay ninguna razón para suponer que Apple va a tener éxito en el negocio del coche eléctrico», auguró.

Sin embargo, los expertos creen que Apple podría aliarse con firmas chinas para la fabricación de vehículos impulsados por baterías cargadas por red eléctrica. No es la primera vez que altos ejecutivos del sector de la automoción vaticinan un fracaso de un posible Apple Car. Hace unos meses, el exconsejero delegado de General Motors, Dan Akerson aseguró que Apple «no tiene idea de lo que está haciendo cuando se trata de coches». 

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.