Beber agua es un hábito necesario y muy saludable, siempre que no sea llevado al exceso. Algunas personas no tienen capacidad para controlar la cantidad que ingieren, y lo hacen de manera exagerada, llegando a superar los 6 o 7 litros diarios, un consumo compulsivo y continuado que se conoce con el nombre de potomanía. Pacientes con esquizofrenia, diabetes mellitus, traumatismos que afecten al hipotálamo o trastornos de la alimentación pueden manifestar es te trastorno, con graves consecuencias para el organismo.





Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.