Un estudio revela que, aunque ofrezca más combinaciones, el modo en que la mayoría de las personas lo emplea lo hace más inseguro que una clave numérica de cuatro dígitos. 



Si bien los smartphones con lector de huella digital, con el iPhone a la cabeza, van haciendo su camino en la industria, hay una inmensa mayoría de usuarios de Android que hoy por hoy confía la seguridad de su dispositivo al patrón de bloqueo que genera entre los nueve puntos alineados como una cuadrícula. 

Sin embargo, un estudio sugiere que los patrones de bloqueo elegidos más habitualmente por usuarios de Android no son tan difíciles de descifrar como se suponía hasta ahora. 

Los patrones de bloqueo fueron introducidos en 2008 como una alternativa más fácil de usar y más segura que las tradicionales contraseñas numéricas. Haciendo cuentas, un pin de cuatro dígitos impplica un total de 10.000 posibles combinaciones de códigos, mientras que los 9 puntitos ofrecen 389.112 patrones factibles. 

Así las cosas, podría pensarse que esto hace a los dispositivos con Android bastante seguros, pero Marte Loge, de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, explicó recientemente por qué no es tan así. 

Como parte de una investigación cuyos resultados publicó Ars Technica, Loge estudió más de 4.000 patrones de bloqueo de Android reales y descubrió gran cantidad de similitudes. Concretamente, econtró que el 44 por ciento de los patrones comienzan en la esquina superior izquierda; también, que el 77 por ciento de los patrones comienzan en alguna esquina; y lo que es más importante, descubrió que la mayoría de los usuarios tienden a elegir patrones de bloqueo de 4 a 5 nodos. 

Esto último reduce drásticamente el número de patrones posibles. Tanto, que la cantidad de combinaciones es incluso menor que usando una clave numérica de cuatro dígitos. Específicamente, hay 1624 posibles combinaciones de 4 puntos, y 7152 si usamos cinco puntos. Recién cuando se eligen patrones de 6 nodos las opciones suben a 26.016 potenciales patrones. 

Loge también observó que la mayoría de los patrones siguen un diseño parecido. Lo más frecuente es que vayan de izquierda a derecha y de arriba a abajo, otro factor que facilita adivinar. 

"Los humanos son predecibles", le dijo Loge a Ars Technica en la convencion PasswordsCon la semana pasada, donde presentó una charla titulada "Dime quién eres, y te diré que patrón de bloqueo usas". 

Así que si no querés dejar de usar patrón de bloqueo, pero querés hacerlo lo más seguro posible, el consejo de Loge es elegir uno de 6 nodos como mínimo. Luego, asegurarte de que incluya un cambio de dirección y tal vez elegir un punto de los de la franja media en lugar de los de las esquinas. 

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.